Los comercios adheridos a los bonos consumo siguen sin cobrar el dinero prometido por el gobierno de Verdú

Los comercios debían cobrar el importe de los bonos alrededor del 7 de noviembre, pero a día de hoy no se les ha ingresado la cantidad comprometida.  

La gestión de los bonos consumo por parte del gobierno del PSOE ha sido delirante, con retrasos en la puesta en marcha, varios cambios de por medio y ahora el impago a los comercios.

La Diputación de Alicante puso a disposición del Ayuntamiento de Villajoyosa la cantidad de 175.000 euros para que pusiera en marcha la primera campaña de Bonos-Consumo en la localidad, de tal forma que fomentara el comercio entre los pequeños comerciantes y que se pudiera reactivar la economía en los tiempos difíciles que vivimos.

El gobierno del PSOE no empezó con buen pie, poniendo en marcha la campaña de forma errática y con polémica.

Jaime Lloret afirma que “el PSOE cometió varios errores en la puesta en marcha y hasta que no se lo advertimos en el Pleno, no rectificaron. Mientras que en todas las localidades donde se ha realizado esta campaña el ciudadano pagaba el 50% del producto, en Villajoyosa, tal y como lo montó el gobierno de Andreu, pagaba el 75% del producto”.

“El segundo punto problemático vino con el cambio de normativa durante la campaña porque esto generó confusión entre la ciudadanía al haber dos tipos de bonos para el mismo propósito. La pésima gestión de esta ayuda lo que hizo fue generar desconfianza entre el ciudadano y los comerciantes”.

Desde filas populares han recibido diversas quejas de comerciantes locales de que se acordó con el gobierno local que el pago comprometido para esta campaña se liquidaría a los 15 días de finalizar los Bonos-Consumo y tras dos semanas, los comerciantes siguen sin ver cómo se les ingresa el montante.

Jaime Lloret explica que “tras las quejas que nos han llegado, hemos corroborado la versión con otros comerciantes también adheridos a la Campaña y nos ratifican que el gobierno de Andreu pactó con ellos que el dinero se les abonaría a los 15 días de finalizar los Bonos-Consumo, eso es, en torno al 7 de noviembre.  A día de hoy, los comercios han recibido una pequeña cantidad que no llega ni al 20% del montante total que deben ingresar”.

“No hace falta explicarle a Andreu Verdú lo importante que es cumplir con sus obligaciones porque los comerciantes viven de ello y no pueden estar esperando a que el gobierno haga el ingreso cuando al alcalde le plazca.”