El ‘II concurso de fotografía antigua de La Vila Joiosa’ premia 3 instantáneas y 2 colecciones fotográficas de alto valor etnográfico

El jurado resolvió resaltó las fotografías presentadas en distintas categorías por María Devesa Beneyto, Mª Ángeles García Marco y Ángela Lloret Soler, así como las colecciones fotográficas de Lolita Escrig Mingot y María Ángeles Ronda Marced, entre las casi 200 fotografías presentadas a concurso en esta segunda edición

El Jurado del II Concurso de fotografía antigua de la Vila Joiosa ya ha de decidido las fotografías ganadoras. De esta segunda edición destaca la elevada cantidad y calidad de las fotografías presentadas con 184 imágenes a concurso, superando el número de fotografías presentadas en la anterior edición.

El jurado del concurso ha estado presidido por el concejal de Patrimonio Histórico, Xente Sebastià;  el director de Vilamuseu, Antonio Espinosa; y el responsable del Archivo Municipal de la Vila Joiosa, Albert Alcaraz; y secretariado por Tami Llorca, administrativa de Vilamuseu.

Los componentes del jurado han destacado la importancia de las imágenes para documentar la historia de la Vila Joiosa del siglo XX. Tras un arduo estudio de todas fotografías y de conformidad, a juicio del jurado, prácticamente todas las personas que han aportado fotografías han presentado alguna que merecía ser premiada, lo que ha hecho su deliberación larga y difícil.

Los criterios utilizados han sido la cantidad y calidad de la información proporcionada; la relevancia para el conocimiento de la historia, las tradiciones y el paisaje de la Vila Joiosa y de los vileros y vileras, aunque no se ubiquen en la Vila Joiosa; el estado de conservación; la antigüedad y la escasez de fotografías sobre la misma temática, entre otros.

En la categoría de ‘Retratos’ ha resultado premiada la fotografía nº 2 de María Devesa Beneyto. El jurado ha valorado la gran antigüedad de esta fotografía; su magnífica calidad y estado de conservación (; así como la originalidad del tema, del que no se conocen muchas fotografías. La fotografía muestra un “albat”, un niño fallecido menor de 7 años (en este caso, de 6 meses). Se trata del hijo de la abuela de la depositante. Va vestido con el traje de angelito y un ramo de flores.

En el apartado reservado a ‘Actividades diversas’ compuesto por industrias y comercio; fiestas religiosas y civiles; música y folclore; actividades sociales, culturales y políticas; deporte, etc. El jurado ha otorgado dos premios. Uno para la fotografía nº 108 de Mª Ángeles García Marco al tratarse de una fotografía no muy conocida que refleja la indumentaria que se llevaba en la Semana Santa de la época (cronología 1950/1960). La fotografía es del padre de la depositante con un grupo de amigos en los “saions”, durante la procesión del Nazareno en Viernes Santo (los ‘saions’ eran los jueces del Sanedrín, o ‘saigs’ en valenciano antiguo, que intervinieron en el juicio de Jesucristo).

El otro premio de la categoría ha recaído en la fotografía nº 157  de Ángela Lloret Soler, de la que el jurado valora que es parte del coro de la Iglesia de Nª Sª de la Asunción con Jaime Baldó, el cardenal Tarancón y Gaspar Nogueroles. La visita del cardenal marcó un hito en la historia de la Iglesia católica en la Vila al imprimirle una mayor apertura y dar un impulso a la comunidad parroquial de la Vila, siendo esta una visita clave para la modernización de la Iglesia Católica en la Vila Joiosa, y por tanto refleja un hito histórico (cronología 1950/1983).

Respecto a la ‘Mejor colección de fotografías (de un mínimo de 20 fotografías), las colecciones premiadas han resultado ser las fotografías de los números 4 a 54 (cronología 1909/1950) de Lolita Escrig Mingot; y las fotografías de los números 114 a 148 (cronología 1920/1960) de María Ángeles Ronda Marced. El jurado fallaba a favor de estas dos colecciones por poseer un gran valor etnográfico, ya que de forma visual se puede llegar a conocer la cultura y costumbres de una familia de la época, su forma de vida y hacer un seguimiento durante décadas a la moda y las costumbres de una misma familia vilera.

En esta edición, la categoría de ‘Paisajes urbanos o rurales’, ha quedado desierta al no reunir los requisitos de las bases de la convocatoria las fotografías presentadas a concurso, siendo todas ellas posteriores a 1990. La categoría reservada para ‘La industria redera’ también quedó desierta al no presentarse fotografías de esta temática.

Xente Sebastià, concejal de Patrimonio Histórico de la Vila Joiosa, ha declarado que “en realidad el premio más importante lo ha ganado la ciudad de la Vila Joiosa, porque las personas participantes han hecho posible que comencemos a tener un banco de imágenes antiguas de gran calidad”.

El edil de Patrimonio Histórico y resto de miembros del jurado han felicitado a todos los participantes del II Concurso de fotografía antigua de la Vila Joiosa por el interés mostrado al presentar sus fotografías, y agradecen su implicación en la creación de este banco público de calidad de imágenes antiguas de la Vila Joiosa con fines de conservación, documentación, investigación y difusión.