El Desfile de Carrozas y un gran Castillo de Fuegos Artificiales ponen el broche final a les Festes Majors Patronals 2022

Cuarenta carrozas precedieron en la tarde de ayer al magnífico disparo del castillo con 1.250 kilos de pólvora y 22 minutos de duración

El disparo del Castillo de fuegos artificiales puso anoche el punto final a les Festes Majors Patronals de Benidorm de este año, que han estado marcadas por la recuperación de todos los actos tras dos años de pandemia y la masiva participación.

La última jornada de les Festes Majors Patronals de Benidorm no defraudó a nadie. Una mañana que comenzó a las 11,00 con un espectáculo infantil para los más pequeños desde la Plaza de la Hispanidad hasta la de SS MM Los Reyes de España, al que siguió una mascletá infantil y una traca de caramelos a mediodía.

Pero el plato fuerte del día dio inicio a las dos de la tarde con la última mascletá desde Jaime I, patrocinada por la Associació de Penyes que corrió a cargo de la pirotecnia Hermanos Sirvent/Piromedia. Con casi 98 kilos de pólvora tuvo una duración superior a los siete minutos. Varios miles de personas la siguieron desde las inmediaciones de la avenida.
Ya por la tarde el Desfile de Carrozas volvió a recordar desde las 18 horas ediciones pasadas de les Festes, anteriores a la pandemia, con la participación de 40 carrozas, de las cuales 36 tomaban parte en el concurso y otras dos a la modalidad de carroza artesanal. Los premios este año reparten 1.000 euros a la mejor carroza, 600 euros el segundo premio y 400 el tercero. La mejor carroza artesanal se lleva un premio de 1.200 euros.

Un desfile que partió desde la avenida de Alcoy y transcurrió por Martínez Alejos, Ruzafa, Venus, Marte, Almendros y terminó en el Parque de Elche. Las dos últimas carrozas, las de las Reinas y sus Cortes, ponían el broche de oro a una cabalgata que fue seguida por varios miles de personas a lo largo de las calles y con todas las sillas disponibles agotadas mucho antes de comenzar.

El colofón llegó después con el disparo del sonoro y espectacular Castillo de fuegos artificiales desde la playa de Poniente a cargo de la pirotecnia Ricasa, que iluminó el cielo de Benidorm ante una multitud que miraba asombrada. Un total de 1.250 kilos de pólvora y 22 minutos de duración que arrancaron los aplausos de los presentes durante varios minutos.
Con los festejos ya finalizados, Benidorm ya ha iniciado la cuenta atrás para les Festes Majors Patronals de 2023.