Benidorm ofrenda a la Mare de Déu del Sofratge

Toni Pérez: «Vivir la fiesta es celebrar la vida»

La pregonera, Ángela Barceló, reivindica el «papel protagonista» de la mujer en las fiestas de Benidorm.

El pasado sábado por la noche, en el que ha sido el más multitudinario acto hasta el momento de las Festes Majors Patronals 2022, las reinas Mayor e Infantil, Aila Merenciano y Chloé D’Hebboudt, encabezaron la tradicional romería y posterior ofrenda de flores en honor a la patrona de Benidorm, la Mare de Déu del Sofratge.

Un año más, la Asociación Manchega Tramontana ha participado en la Ofrenda de Flores a la Virgen del Sufragio

El desfile se inició en el Parque de Elche y prosiguió por el Paseo de la Carretera, Alameda, calle Mayor y finalizó en la plaza de Sant Jaume. Conformaban la comitiva, el Abanderado, Cristóbal Ronda, y familia; la pregonera, Ángela Barceló, peñas asociadas y no, mayorales de honor, mayorales y mayoralas, ‘La Barqueta, y representantes de los colectivos festeros, casas regionales.

Tras el recorrido, una muy emocionada Chloé D’Hebboudt leyó un poema en honor a la patrona, escrita por Vicenta Pérez Bayona, ‘Cuqui’, y Aila Merenciano se dirigió a todo el pueblo de Benidorm para desearles las mejores fiestas, dirigiéndose especialmente a los más jóvenes. La reina se refirió también a su compañera de reinado infantil, de quien dijo “su sonrisa” ha sabido transmitir ilusión “honor que recordaré el resto de mi vida”.


Seguidamente tuvo lugar la lectura del Pregón Oficial de les Festes Majors Patronals 2022, a cargo de expolítica y empresaria, Ángela Barceló. La pregonera rememoró el haber sido reina en Benidorm cincuenta años atrás en “unas fiestas sin peñas en las que todo era más sencillo”. Barceló destacó de aquel año la emoción que vivió al acompañar en procesión “a la Virgen y a Sant Jaume y en la misa de difuntos”, así como la recuperación de la indumentaria regional.

Barceló puso en valor la apuesta de la comisión de aquel año por la mujer. “Creyeron -dijo- que la mujer tenía que ser la protagonista de las fiestas, lo que es garantía de que las fiestas de nuestro pueblo tengan continuidad en el tiempo”. La pregonera también reivindicó el papel de la Mare de Déu, recordando primer encuentro con la Mare de Déu dels Desemparats en Valencia de 1948.



A continuación, Toni Pérez impuso la Medalla de Oro de la ciudad, tras lo cual se dirigió a los asistentes, a través de la imagen de la patrona presente en el escenario, declarando “sentirnos afortunados” por tener como reinas a Chloé y Aila en “las fiestas más esperadas”, tras la larga pandemia. Espera que, asintió el alcalde, “ha valido la pena”.



Toni Pérez recordó que se cumplen 282 años del Hallazgo de la patrona entre las cenizas de un barco y confesó a los asistentes su deseo de “ponernos en disposición de darle gracias a ella”  junto al de tener “unas excelentes Feses Majors Patronals”. Pérez finalizó su intervención recordando que Benidorm es una ciudad “llena de actividad en la que vivir la fiesta es celebrar la vida”.



Tras las palabras del alcalde, el acto se despidió con un castillo de fuegos artificiales desde la plaza de la Senyoria, disparado por la pirotecnia de Ricardo Caballer, Ricasa.