Las obras de la segunda fase del Frente Litoral de Altea finalizarán el próximo 18 de noviembre

El alcalde de Altea, Jaume Llinares, anunciaba esta semana que el Miteco, a través de su dirección territorial, aceptaba la prórroga de las obras del Frente Litoral: “a causa de los problemas en la extracción de canto rodado y a algunas cuestiones logísticas, la empresa adjudicataria solicitó prorrogar 3 semanas más la finalización de las obras. Se ha aceptado como plazo definitivo el 18 de noviembre”, declaraba el alcalde, que también hablaba de que “la importancia del nuevo paseo y la recuperación de la playa será determinante para el futuro de Altea, como lo fue en su momento la protección del pueblo antiguo. Este es un proyecto que reforzará de manera significativa nuestra imagen y marca turística y mejorará considerablemente la calidad de nuestros espacios públicos, y con esto, la calidad de vida de nuestros ciudadanos y visitantes.”

Este lunes llegaba la comunicación al Consistorio de la prórroga que había solicitado la empresa adjudicataria, por un periodo de 21 días. En la zona del paseo, la parte terrestre, el proyecto se ha ejecutado tal como se proyectó.

Según las declaraciones del alcalde, para todo el equipo de gobierno es una muy buena noticia, y están muy satisfechos por el trabajo realizado, puesto que a pesar de todas las dificultades con las cuales se ha ido encontrando la obra, como la inflación, la crisis energética, la dificultad de suministros, la subida de precios, etc. a partir de la guerra de Ucrania, además de las propias de una obra de esta envergadura, la obra se finaliza, y por fin los alteanos recuperarán su playa y contarán con un espacio pensado para las personas, en un entorno privilegiado.

En la parte marítima, no se ha podido extraer el volumen necesario de canto rodado para configurar la playa como estaba proyectada, cosa que significa que temporalmente se verá una playa con menor sección que la definitiva. Después de valorar la situación, el ministerio considera que la forma más rápida de ejecución es la finalización de la obra actual y la contratación directa a una empresa pública, para aportar la piedra restante. El proceso ya está en marcha, ahora mismo ya se han realizado sondeos en dos nuevas parcelas para calcular su rendimiento y estamos a la espera de los resultados. El acceso de los camiones para finalizar la parte marítima será por el río, por la playa del Espigó, y en época invernal para que la playa esté en perfectas condiciones para Semana Santa.

Finalmente, Jaume Llinares declaraba que “estamos cuadrando agendas con el Miteco para realizar el acto de inauguración, pero todavía no tenemos nada concretado. El importante es que a partir del 18 de noviembre podremos disfrutar de nuestro nuevo paseo”.