Las labores de micropilotaje en la obra de la Avenida Beniardá continuarán durante las noches del jueves y viernes

González de Zárate reitera las “disculpas” a los vecinos por el ruido causado y reitera que estos trabajos se hacen por la noche “por motivos de seguridad”

Los trabajos de micropilotaje que se están llevando a cabo en la obra de soterramiento de la avenida Beniardá continuarán durante las noches del jueves y viernes, según han informado desde la Concejalía de Espacio Público. En ese sentido, el concejal José Ramón González de Zárate ha mostrado su confianza en que  esta semana se den por finalizados esos trabajos y la obra pueda continuar con menos molestias para los vecinos.

Estas labores se han de realizar en horario nocturno por motivos de seguridad en el tramo horario en el que se encuentra suspendido el tráfico ferroviario, desde la medianoche hasta pasadas las cuatro de la madrugada. El objetivo de esta fase es sujetar la vía del TRAM para poder continuar la excavación sin interrupciones.

La Concejalía de Espacio Público ha dado aviso a la Policía Local para informarles de la realización de estas labores en horario nocturno “y evitar el riesgo de quienes utilizan el transporte y de quienes usan el paso a nivel” ha indicado el concejal, que ha añadido que la empresa “está tomando las medidas correspondientes para minimizar las molestias a los vecinos”.

González de Zárate ha destacado el “gran esfuerzo” de los vecinos de la zona “que tienen que soportar todo el día con la vía cortada y ruidos y ahora se les somete a otro esfuerzo por la noche debido a las labores de micropilotaje, justo debajo de la vía”. En ese punto, el concejal ha vuelto a lamentar la actitud de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) “porque no miran por la ciudad ni los vecinos ya que podrían suspender el servicio del TRAM mientras duran las obras”. González de Zárate ha recordado que hace un año, con motivo de las obras en la estación y los talleres “sí que lo hicieron, pero ahora no”.

Por ello, el edil ha vuelto a señalar que “perjudican a los vecinos”, a quienes ha reiterado “mis disculpas”. No obstante, ha reiterado una vez más que “haremos todo lo posible por acortar los plazos. No será Benidorm ni sus vecinos quienes paralicen o ralenticen la obra. Haremos el esfuerzo que sea necesario para que esté terminada antes del verano, aunque esperamos que esta sea la última semana de trabajos nocturnos”.

El edil ha precisado que desde el equipo de gobierno “informamos continuamente a los vecinos y, junto a los técnicos, estamos muy encima de la obra porque entendemos que es importantísima por dos motivos: primero, porque cada día entraban por allí casi 40.000 vehículos y, segundo, porque queremos que se termine cuanto antes”.