Benidorm inicia la licitación del programa ‘Menjars a casa’, que asume por primera vez y que llegará hasta final de 2024

Va dirigido a mejorar la nutrición de las personas mayores vulnerables ofreciéndoles una dieta saludable en su domicilio

El Ayuntamiento de Benidorm ha iniciado ya el procedimiento de licitación del programa ‘Menjars a casa’, que será adjudicado antes de finalizar el presente año y se extenderá hasta el 31 de diciembre de 2024, después de que la Junta de Gobierno Local aprobase ayer el comienzo de la tramitación del expediente del contrato.

La concejal de Bienestar Social, Ángela Llorca, ha explicado que “este programa va dirigido a mejorar la nutrición de las personas mayores ofreciéndoles una dieta saludable en su propio domicilio y adaptada a sus necesidades”. 

Los usuarios que lo soliciten deberán tener 65 años o más, tener 60 años y estar en situación de dependencia. También pueden beneficiarse personas con discapacidad en situación de dependencia y mayores de 18 años con la persona mayor de 65 años beneficiaria del programa. Igualmente habrán de estar empadronados en Benidorm y acreditar que precisan del servicio mediante informe social e informe médico favorable.

Llorca ha precisado que “será ahora la primera vez que el Ayuntamiento de Benidorm asuma este servicio, que desde el principio corría a cargo de la Conselleria”. No obstante, la edil ha expresado la voluntad del equipo de gobierno de “continuar” con la realización del programa “porque queremos llegar a todos los mayores que estén en situación de vulnerabilidad y que no se queden sin recibir este servicio”.

El precio de licitación asciende a 89.830,40 euros hasta final de 2024, de modo que para este año 2022 se destinará un gasto de 12.390 euros, para 2023 un gasto de 38.564,20 euros y para 2024 la cantidad será de 38.874,80 euros. 

La tramitación del expediente se realizará de forma ordinaria, mediante procedimiento abierto y la licitación será publicada en el Perfil del Contratante de la web municipal.

Para puntuar los criterios de valoración se tendrá en cuenta la calidad en la prestación del servicio y la asistencia a los usuarios considerados como personas vulnerables. Así, el servicio de reparto diario de lunes a viernes de comida caliente tendrá una puntuación máxima de 50 puntos, facilitar microondas al usuario en caso de que carezca de él o por su rotura contará hasta un máximo de 30 puntos, subir la comida al domicilio e introducirla en la nevera podrá alcanzar hasta 10 puntos, la misma puntuación que el precio del contrato ofertado.