Altea recibe una subvención de más de 800.000 euros para la restauración ecológica del Río Algar

El Ayuntamiento de Altea recibirá una subvención de más de 800.000 euros para desarrollar el proyecto de Restauración Ecológica y Mejora de la Capacidad de Laminación de la Desembocadura del Río Algar. Así lo han dado a conocer en la mañana de hoy el edil de Medio Ambiente, Jose Orozco y la concejala de Proyectos Europeos, Mari Laviós; quienes acompañados por Toni Mulet, técnico de Gea Ambiental, han mostrado los pormenores de tan ambicioso proyecto medio ambiental.

Esta subvención, de 810.652 euros, supone el 95% del montante total del proyecto elaborado por la concejalía de Medio Ambiente que dirige Jose Orozco. Un plan que tiene como objetivo restaurar la desembocadura del río Algar, uno de los escasos humedales del norte de Alicante y un espacio natural de vital importancia como corredor ecológico.

“El Río Algar es una de nuestras prioridades por su importante valor ecológico, por ello solicitamos estas ayudas para desarrollar este ambicioso plan de restauración. Estamos muy orgullosos de haber sido una de las seleccionadas entre las 230 propuestas que se presentaron a nivel nacional, pues sólo el 15% han sido beneficiadas. Este plan ha supuesto un importante trabajo y cambiará sustancialmente el municipio”, ha comentado Jose Orozco.

Esta ayuda, se enmarca en la convocatoria de subvenciones para la restauración de ecosistemas fluviales y la reducción del riesgo de inundación en entornos urbanos españoles de la Fundación Biodiversidad y se articulan mediante el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España a través de fondos europeos.

Este ambicioso proyecto abarca una extensión de 26,5 hectáreas situadas entre la playa y el puente de Sogai y comenzará a ejecutarse el próximo año, prolongándose durante aproximadamente tres años. La actuación reducirá el riesgo de inundación en unos 67.000 m2 de suelo urbano, lo que beneficiará a unos 3.000 habitantes.

El proyecto se basará principalmente en la recuperación del hábitat fluvial mediante la eliminación de especies exóticas muy extendidas como la caña y algunas especies acuáticas, lo que, junto con la plantación de especies autóctonas, permitirá aumentar la capacidad de laminación del río.

También se creará una escala de peces bajo el puente de la N-332 y un sistema de lagunaje que contribuirá a mejorar la calidad del agua vertida por la EDAR. La recuperación de zonas del Dominio Público Hidráulico ocupadas, así como la retirada de escombros son otras de las actuaciones contempladas en este proyecto.

“Mejoraremos la imagen y consolidaremos esta zona como un recurso educativo y turístico para el disfrute de todos”, ha recalcado Orozco.

Por su parte, la edil de Proyectos Europeos, Maria A. Laviós, ha detallado el papel de la Oficina de Proyectos Europeos en la elaboración del plan y tramitación de la subvención. “Desde la concejalía de Proyectos Europeos, trabajamos de forma transversal con todas las concejalías y en este caso con la concejalía de Medio Ambiente. Altea ha hecho sus deberes para poder absorber esta financiación europea, teniendo los planes que se nos han exigido a priori, como es por ejemplo el plan anti fraude o el plan estratégico Agenda 20-30, en el que hemos trabajado los diferentes objetivos de desarrollo sostenible y concretamente para esta subvención hemos trabajado en el objetivo nº 11 que son ciudades sostenibles, el número 13 que es la acción por el clima y el número 15 que es vida de ecosistemas terrestres”.

Finalmente, Laviós ha manifestado satisfacción por haber sido uno de los pocos municipios que ha obtenido esta subvención y ha augurado un futuro prometedor en cuanto a la recepción de subvenciones europeas ya que son varias a las que el Consistorio alteano se ha presentado.