Cebreros: “Estamos actuando con transparencia en el contrato del socorrismo de las piscinas y velando por el interés general” 

La Concejal de Deportes del Ayuntamiento de Benidorm explica que “el Ayuntamiento no puede impedir que empresas o entidades recurran”, e informa que los técnicos buscan la fórmula provisional de prestación del servicio hasta que culmine la licitación

La edil de Deportes, Mariló Cebreros, ha subrayado hoy que desde el Ayuntamiento “estamos actuando con total transparencia en la licitación del nuevo contrato del servicio de socorrismo de las piscinas municipales y velando siempre por el interés general”. Cebreros ha hecho estas manifestaciones al hilo de una nota de prensa en la que el grupo municipal Cs se ha referido a la paralización de este proceso de licitación a causa del recurso presentado ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACR) por una asociación. 

La concejal ha explicado que “la pasada semana, justo antes de empezar la Mesa de Contratación prevista, el área de Contratación nos informó de que se había presentado este recurso”. Ante este hecho, “los técnicos de este departamento y de Intervención, decidieron no abrir las plicas presentadas para así no dar pistas sobre el contenido de las ofertas entre los licitadores por si llegado el caso el recurso prosperase y debiera invalidarse el actual proceso”. Una decisión, ha agregado, “con la que estuvieron de acuerdo todos los asistentes a la Mesa de Contratación”. 

“Este equipo de gobierno no entra a valorar ni a elucubrar sobre la intencionalidad de ese recurso, al que tiene derecho cualquier empresa o entidad, ni tampoco sobre los posibles beneficios que del mismo extraen terceros, para eso ya está Cs con sus propios fantasmas. Ante la suspensión del proceso, la función de este gobierno es obrar con responsabilidad para garantizar la prestación de este servicio básico hasta que culmine la licitación”, ha precisado. Así, los técnicos municipales están estudiando ya la fórmula provisión de prestación del servicio. 

Cebreros también ha aclarado que “los 30.000 euros a los que alude Cs en su nota de prensa, se corresponden con los servicios que la empresa ha estado prestando durante la licitación del nuevo contrato y que se van a aprobar a través de un reconocimiento extrajudicial de crédito, que es el método de pago que establece la ley para casos como este”. 

Sobre el uso de instalaciones por parte de la empresa que presta el servicio para hacer cursillos, la concejal de Deportes ha explicado que “pidieron un convenio para poder utilizar una sala para impartir cursos gratuitos financiados por Europa”. Por el uso de la sala, la empresa iba a abonar una cuantía al Ayuntamiento; una fórmula viable según los informes jurídicos, aunque finalmente no llegó a concretarse.   

Por último, ha recalcado que “este gobierno es el primer interesado en que este proceso de contratación se resuelva cuanto antes y con todas las garantías, tanto para el Ayuntamiento como para las empresas y posibles interesados, pero mientras eso ocurre hay que buscar soluciones, no poner palos en las ruedas, ni lanzar sospechas sin fundamento sobre la actuación de los técnicos municipales”.