Cerca de 800 personas visitan los puntos violeta y arco iris en la noche del Castell de l’Olla

Los puntos violeta y arcoíris que instalaron las Concejalías de Bienestar Social e Igualdad de Altea con motivo de la noche del Castell de l’Olla recibieron a cerca de 800 personas, de todas las edades, tanto para pedir información como asesoramiento. La vicepresidenta de la Generalitat, Aitana Mas, se interesó por esta acción y realizó una visita al llegar a Altea.

Estos dos puntos, que se situaron en el interior de Villa Gadea, ya que el fuerte viento impidió su instalación en el exterior, ofrecieron a los asistentes información sobre las campañas de Igualdad y LGTBIQ+ que se están realizando en el municipio. Además, se atendieron muchas consultas sobre las nuevas formas de agresiones machistas a las mujeres en ambientes festivos y cómo actuar en caso de notar un pinchazo. Era el primer año que el punto arcoíris se instalaba en la noche del Castell.

“Hemos estado muy pendientes de la nueva ola, la sumisión química, y el sábado estábamos muy preparados ante posibles casos, coordinados con el centro de salud, y policía local y con una zona reservada para posibles víctimas. Seguimos trabajando y para las próximas fiestas volveremos a tener la visibilidad de estos dos puntos y dar todo el apoyo y toda la información a los asistentes”, comentó Jose Luis León Gascón, concejal de Bienestar Social e Igualdad.

 La vicepresidenta de la Generalitat Valenciana y consellera de Igualdad Políticas Inclusivas, Aitana Mas, acompañada por el alcalde de Altea, Jaume Llinares, y por el Concejal de Bienestar Social e Igualdad, Jose Luis León Gascón, visitó ambos puntos y se interesó por la campaña informativa, así como por las diferentes actuaciones que se están realizando desde los departamentos de Igualdad y Bienestar Social para que Altea sea un municipio más igualitario y tolerante. La vicepresidenta había contactado con el departamento de Igualdad de Altea días antes de su visita para conocer esta iniciativa que quiso conocer nada más llegar a Altea.

 Estos dos puntos estuvieron atendidos por un equipo profesional compuesto por Policía Local Altea, la técnica de Igualdad, una trabajadora social y psicóloga del Ayuntamiento de Altea, así como por voluntarias de la asociación Mujeres con Voz de la Marina Baixa. Entre las 19: 00 horas y las 04:00 horas las personas que acudieron al Punto Violeta recogieron vasos con tapadera con el lema “NO SIEMPRE ES NO”, vasos y chapas de diversAltea, gafas moradas por la igualdad, libretas con los recursos comarcales contra la violencia de género, y folletos informativos sobre los pinchazos, sobre qué son los puntos violetas y sobre qué en caso de presenciar o sufrir una agresión homófoba. Las personas asistentes también se hicieron fotografías, que luego difundieron en sus redes sociales, posicionándose contra las violencias machistas.

“La valoración de la noche es muy positiva, pues mucha gente se acercó a los puntos y agradeció nuestra presencia, ya que con ella se garantizaba que todas las personas pudieran disfrutar de la fiesta en un ambiente de respeto y libre de cualquier agresión machista”, concluyó el concejal de Bienestar Social e Igualdad, José Luis León Gascón.