La incertidumbre económica, el alza de precios y los problemas en los aeropuertos ralentizan la recuperación turística a datos de 2019

La primera quincena de junio ve frenada el buen ritmo de recuperación que se llevaba en los destinos turísticos de la Comunitat Valenciana.


La primera quincena de junio no ha cumplido las expectativas de ser el primer periodo en el que se alcanzaran los datos de 2019. Ni Benidorm ni Valencia se han aproximado a estos datos, demostrando una vez más que el camino de la recuperación turística no va a ser fácil y que esta temporada de verano va a estar complicada por muchos factores.

El presidente de HOSBEC ha recordado que la incertidumbre económica que se está instalando en España y en el entorno europeo junto con el alza de precios ,no sólo turísticos sino de todos los elementos de consumo básico, son dos de las principales amenazas que acechan al turismo valenciano. Pero Toni Mayor ha incluido un tercer factor que se ha cobrado miles de cancelaciones: “las turbulencias en los aeropuertos británicos por el caos de personal ha hecho que casi todas las compañías aéreas tengan que cancelar cientos de vuelos en las últimas dos semanas, que se han traducido en miles de pernoctaciones canceladas por parte de turistas británicos. Y si además sumamos el via crucis particular al que se somete a los turistas en su llegada a España con colas de más de una hora para pasar el control de pasaportes, es el cocktail perfecto para complicar 

“Esperamos que de cara a esta segunda parte del mes y al resto del verano la situación se haya normalizado y la experiencia de vuelo sea más llevadera y parecida a la normalidad” ha indicado Mayor.

Aun con estas dificultades, el mercado británico ha sido el principal mercado internacional en todos los puntos salvo Castellón : en Benidorm supone más del 45% de los turistas, el 14,6% en la Costa Blanca, y el 6,6% en Valencia. 

En Castellón por su proximidad, son los franceses con un 3,9% los turistas internacionales más numerosos. 

BENIDORM

La primera quincena del mes de junio deja en el destino de Benidorm una media de ocupación hotelera del 80%, lo que supone una reducción de 3,6 puntos porcentuales respecto a la quincena anterior (consulte la evolución semanal de la ocupación hotelera en el gráfico de barras del informe).

Durante el periodo estudiado, el turismo doméstico (41,3%) mantiene su peso uno de los principales mercados emisores del destino. Dentro del mercado internacional, el turista británico se consolida como principal mercado emisor (45,1%), llegando a superar al mercado nacional.

Le siguen a larga distancia los mercados neerlandés y belga con un 2,7% y 2,4% respectivamente. Por último, encontramos a los mercados portugués e irlandés con una representatividad del 2% y 1,6%.

El resto de mercados presentan cuotas más bajas siempre por debajo del 1%.En cuanto a la previsión para la 2ª quincena del mes de junio, se espera un 79,6% de ocupación media. Registro que puede verse alterado con las reservas y/o cancelaciones de última hora.