L’Alfàs invierte 20.000 euros en la instalación de energía solar en el Faro de l’Albir

El Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi ha terminado las obras de instalación de energía solar fotovoltaica, aislada de la red, en el Faro Punta de l’Albir. Una inversión de 20.397,82 euros para dotar de energía eléctrica al emblemático edificio, de uso compartido con la Autoridad Portuaria de Alicante hasta 2026 “lo que supone ofrecer mayor calidad y servicio a un menor coste energético” ha declarado el alcalde de l’Afàs, Vicente Arques.

Sobre la cubierta del Faro de l’Albir se han instalado un total de 8 módulos monocristalinos de 400 wp cada uno, lo que supone una generación fotovoltaica de 3,2 kwp. Las obras, ejecutadas por el instalador Samuel Bermejo González, se han realizado en coordinación con el Jefe de División de Dominio Público de la Autoridad Portuaria de Alicante, Juan Ignacio Campos Manero y Tomás de las Nieves Alberola, Jefe de División de Mantenimiento y Ayudas a la Navegación del mismo organismo portuario, como entidad propietaria del Faro de l’Albir.

En las imágenes el alcalde, Vicente Arques, junto a los concejales de Cultura y Patrimonio, Manuel Casado, y Medio Ambiente, Luis Morant, tras la visita técnica realizada a las instalaciones,

Unas obras, según recogen los informes técnicos “relevantes para la Autoridad Portuaria, no previstas en la concesión, presupuestadas en 20.397,82 euros IVA incluido, que superan el 20 % del valor actualizado de la inversión inicialmente prevista en el proyecto original de la concesión, unas obras cuyo presupuesto de adjudicación ascendieron a 68.584 euros IVA incluido”.

Además de los 8 módulos colocados en la cubierta se ha incorporado a la instalación la monitorización de la misma, lo que permitirá tener un perfecto control del sistema en cada momento y desde cualquier lugar con el objetivo de maximizar su rendimiento. De esta manera se garantiza el suministro eléctrico en las salas dedicadas a la exposición de colecciones vinculadas a la cultura marinera, al medio ambiente y al desarrollo del parque natural donde se ubica el faro, dotándolas de un total de 7 puntos de luz y 5 de alumbrado de emergencia en caso de fallo del encendido normal, para una eventual evacuación de ocupantes.

Obras de instalación de energía solar fotovoltaica en el Faro de l’Albir, ejecutadas según el compromiso adquirido con la Autoridad Portuaria de Alicante, titular del edificio, con quien el Ayuntamiento de l’Alfàs mantiene su uso compartido, reconvertido en Museo abierto a la ciudadanía desde octubre de 2011.

El acuerdo suscrito entre el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi y el máximo órgano de gobierno de la dársena alicantina, permite abrir el Faro de Punta Albir a la ciudadanía. Gracias a este proyecto de uso compartido, pionero en la Comunitat Valenciana, parte del edificio se destina a Museo, con sala de exposiciones de arte y colecciones vinculadas a la cultura marinera, al medio ambiente y al entorno del parque natural de la Serra Gelada, donde se ubica. La concesión administrativa aprobada contempla que de los 190 m² de superficie construida se destinen 150 m² a usos culturales; mientras que los restantes serán de uso exclusivo de la Autoridad Portuaria Alicantina, ya que el faro mantiene su funcionalidad primordial como señal de ayuda a la navegación.

El “Centro de Interpretación Faro de l’Albir en colaboración con el Parque Natural de la Serra Gelada, se ponía en marcha en octubre de 2011. Un edificio histórico singular construido en 1863 con el objetivo de señalizar el extremo septentrional de la Serra Gelada, una zona conocida como les Penyes de l’Albir. Desde entonces hasta la actualidad el faro ha iluminado nuestra costa de forma continua, ya que ni durante la Guerra Civil la linterna dejó de funcionar. El edificio estuvo habitado por dos fareros hasta los años sesenta, cuando los nuevos sistemas técnicos hicieron innecesaria la presencia constante de un técnico en el faro. A partir de ese momento, la falta de mantenimiento dio lugar a una constante degradación de la estructura, con las cubiertas derruidas y la fachada muy alterada por repetidos actos de vandalismo. Entre abril y julio de 2011 el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi rehabilitó el edificio del faro con el objetivo de preservar este importante elemento de nuestro patrimonio histórico y de convertirlo en un centro expositivo donde se muestran al público los múltiples valores culturales y medioambientales de la Serra Gelada.

El Faro del Albir se intentó monitorizar y llevarlo externamente desde Alicante hace unos veinte años, algo imposible por las características orográficas, y un equipo técnico en señales marítimas se encarga de su mantenimiento y seguimiento diario. Los equipos técnicos, como la linterna, se encuentran en buen estado. Sus lentes son muy antiguas, talladas en Francia según archivos y de diseño especial, para que el alcance de la luz sea el máximo.