El pleno de Altea aprueba la ordenanza de ocupación de la vía pública que regula el uso de terrazas y veladores

La Corporación de Altea ha aprobado hoy, durante la sesión ordinaria del pleno correspondiente a mayo, el texto definitivo de la actualización de la Ordenanza de Ocupación de Dominio Público con Veladores y otros elementos que regulará los intereses comunes del sector hostelero y vecinales por el uso compartido de las vías públicas.

Con esta aprobación, que contó con los votos a favor de los ediles de Compromís,  PSPV-PSOE y Altea amb Trellat, la abstención de Ciudadanos y el voto en contra del Partido Popular, se pone fin a un proceso para regular el uso de las terrazas y veladores, ajustarse a la normativa urbanística y marcar unas reglas de convivencia entre los intereses del sector y los vecinales.

El edil de Infraestructuras, Diego Zaragozí, señaló que “este paso es muy importante, porque marca el final de un proceso que será bueno para todos, y permita la entrada en vigor de unas reglas que en su mayoría ya cumplen muchos negocios y que, al final, se comprobará que son positivas para todos”.  A su juicio, “establecer un equilibrio donde en determinadas zonas de carácter público, quien tiene un negocio y quien quiera pasear libremente tengan aseguradas sus oportunidades, repercutirá en el beneficio de todos”.

No obstante, Zaragozí también explicó que la entrada en vigor de esta ordenanza establece un periodo de adaptación de un año para los establecimientos, para que el proceso de cambio no interrumpa ni distorsione el inicio de la temporada estival.

Además, señaló importantes ventajas incluidas en la nueva regulación. “Entre ellas – explicó – que las renovaciones serán automáticas, es decir, que una vez que pidan la autorización para instalar parte de su negocio en la vía pública, cada año será renovado por sistema, lo que supone un ahorro de tiempo y trámites considerables”. Al mismo tiempo, señaló como ventajas aportadas en esta ordenanza el cómputo por espacio de uso, y no por mesas como se venía haciendo hasta la fecha.

Modificación de crédito

Entre los puntos abordados en la sesión del pleno municipal – y fuera del orden del día – se aprobaron varias modificaciones de crédito para hacer frente a obras de emergencia y las reparaciones por los daños ocasionados por los temporales. Como son la reparación de la cubierta del Palau Altea y del Pabellón Garganes, los puestos de la mostra de artesanía, trabajos de reparación en la depuradora o en el camino del río Algar, entre otros, por valor de 253.681,40 euros.

Por otra parte, desde la Concejalía de Hacienda se planteó la necesidad de hacer unas modificaciones al Plan de Ajuste Económico, que se aprobó en 2012, por una cuestión técnica y de plazos, de modo que coincidieran los compromisos del Plan con los compromisos de amortización de los pagos de un crédito ICO, extendiéndose hasta 2027.