Entrevista a la mujer de Pep el Carreró

Hoy vamos a entrevistar a la mujer de uno de los hombres más populares de Benidorm: Pep Zaragoza Pérez “el carreró”. Buenos días, Lina. Me gustaría hacerte unas preguntas sobre tu marido, fallecido hace 23 años.

Periodista: La primera es: ¿Por qué lo llamaban el “carreró”?

Lina: Eso viene de su abuelo; lo llamaban así porque vivían en una calle sin salida, en el barrio de Les Roques.

Periodista: ¿Sois de Benidorm?

Lina: Yo soy de Jaén. Pero toda la familia de mi marido, tanto paterna como materna, los Zaragoza y los Pérez, era de Benidorm. La abuela era Carmela Martínez, tiene una calle en Benidorm porque era famosa por la curación de los que padecían de hernia (venían de toda la provincia a consultarla). Yo conocí a mi marido en La Vila. Nos casamos en 1960. Y me iba con él a la pesca del atún.

Periodista: Yo lo conocí cantando en la Agrupación Coral de Benidorm, en 1981. Pero no sé nada de su vida de juventud. ¿Qué estudios tenía? ¿A qué se dedicaba?

Lina: Mi suegro era capitán de Almadraba (iba con Jaime el Bessó, entre otros). Mi marido lo acompañaba. Faenaban en Larache, Argila, etc. Y cuando expropiaron la almadraba, mi marido entró en el Ayuntamiento, allá por 1970, primero en el Observatorio Meteorológico y después en la biblioteca; allí estuvo hasta que se jubiló. Yo trabajé en la Telefónica, y, más tarde, de gobernanta en el Hotel Voramar, también de la familia de mi marido.

Periodista: Que yo sepa, era el poeta del poble. Hacía poesías sencillas de todos los eventos: de la Coral, para el Libro de Fiestas, para la Virgen del Sufragio, para el Canfali… ¿Qué nos dices de esa vocación por los versos?

Lina: Así es. Hacía versos de todo: del mar, de las costumbres y las fiestas del pueblo, copletes a la Virgen del Sufragio (era muy devoto), para cumpleaños y onomásticas…. De todo hacía versos, casi siempre en valenciano.

Periodista: Era muy apreciado por Toni Pérez el alcalde. Y creo que el ayuntamiento le editó un libro de versos, ¿no? ¿Qué reconocimientos u homenajes ha tenido durante su vida?

Lina: Sí. Toni Pérez es sobrino de mi marido, y es verdad que le tenía mucho aprecio, sobre todo por la dedicación al pueblo, por hacer versos. Todavía en vida, el ayuntamiento le editó un libro que llevaba por título “De La Cala al Racó: poemas benidormenses”.  También, en tiempos de Agustín Navarro, le dedicaron una calle, cerca de la plaza de la Señoría. El año pasado, cuando se cumplía el centenario de su nacimiento, le concedieron la distinción póstuma del 9 d’octubre (Toni Pérez, alcalde y Jaime Jesús, concejal de Cultura). Ha recibido homenajes del Club de los Leones, de la Taula del Bon Profit, etc. etc. Y quiero comentarte dos cosas más, que no se nos pueden olvidar: la primera es que, como homenaje a su persona, Juan Antonio Espinosa, también algo pariente, puso música a varias poesías suyas y trajo a una soprano para que las cantara con el acompañamiento de la Societat Musical Illa de Benidorm, todo ello patrocinado por el ayuntamiento. También en Alicante cantaron algunas de estas poesías en un concierto. Y el otro recuerdo es una serie de grabados que le dedicó Ribes Sogorb, los cuales tienen como base los poemas de mi marido.

Periodista: Creo que no figura en el libro Gent de Benidorm, publicado hace cuatro años, y me extraña. ¿Tú sabes algo de eso?

Lina: Pues no, no tenía noticia de ese libro.

Periodista: ¿Alguien más en vuestra familia tiene afición por la poesía?

Lina: No. Tengo cuatro hijos y tres nietos, pero que yo sepa ninguno ha heredado la afición por la poesía. Pepe hacía una poesía sencilla, llana, entrañable y, al mismo tiempo, de gran calidad literaria.

Periodista: Qué diría “el carreró”, si levantara la cabeza, sobre la evolución de su pueblo en cuanto a cultura, urbanismo, turismo, etc.

Lina: El “carreró” siempre ha amado a su pueblo; estaba contento con lo que se hacía; y participaba en cualquier manifestación cultural y festera. Le gustaba la fiesta (estaba en la peña “Los pajaritos”, con Rafel Domenech, entre otros), era devoto de la Mare de Déu del Sofratge, cantaba en el coro parroquial con Espinosa padre y su mujer, también familia de mi marido, en las misas de las fiestas patronales (la de Perosi, por ejemplo), el Miserere, con Orozco “Xorroll”, y algunos más.

Periodista: Yo te puedo contar una anécdota de hace casi cuarenta años. Cantábamos juntos en la coral, codo con codo; y una vez, en la puerta del bar Jardín le dije: te veo mucho por este bar; y él me contestó: no andarás tú muy lejos; y tenía razón.

Lina: Simpática anécdota. Le gustaba mucho socializar, beber una copa con amigos, estar con gente; de ahí, lo del bar Jardín, un lugar de encuentro. Mi marido era amable, simpático, festero; todo el mundo le tenía gran aprecio y todos guardan, que yo sepa, un buen recuerdo de él.

Periodista: Gracias, Lina por tus palabras. Hemos cumplido el objetivo de reivindicar la figura de tu marido, de que la gente joven sepa quién era y qué hizo por su pueblo. Y que sigas bien.

Lina: Gracias a ti, Palazón. Yo, gracias a Dios, estoy bien de salud, casi a mis 80 años; vivo sola y tengo amigas y una familia adorable.