El dinero en efectivo que no debes ingresar en un banco para evitar problemas con Hacienda

Hacienda suele imponer multas y snaciones cuantiosas a quien no respete la normativa fiscal, y para cerciorar sus sospechas no duda en ponerse manos a la obra e inspeccionar las cuentas de quienes realicen movimientos con dinero en efectivo que llamen su atención. Esto no es algo nuevo, pero la Agencia Tributaria se ha puesto más en serio que nunca con los controles a la economía sumergida y vigila cualquier tipo de transacción que pueda denotar indicios de economía sumergida.

Así que es fundamental conocer cuáles son los movimientos que llaman la atención de Hacienda, porque si esto ocurre, el departamento puede poner en marcha una inspección hasta aclarar si las transacciones son o no lícitas y, de concluir que no lo son, puedes jugarte una sanción por parte de la Agencia Tributaria.

Si eres de los que acumula dineo en efectivo en la cartera y acude de tanto en tanto al banco a ingresar dinero, debes saber que este tipo de operaciones son una auténtica ‘alerta roja’ para Hacienda si pasan del límite establecido que el departamento considera sospechoso.

Y es que Hacienda pueda solicitar tanto información como una justificación de ingresos que superen los 3.000 euros, que es la cantidad máxima que se puede ingresar sin levantar sospechas. Si pasas de esa cantidad al realizar un ingreso en tu entidad bancaria, el fisco puede llamar a tu puerta a reclamarte explicaciones que debes poder justificar para ahorrarte un buen desembolso.

Además, Hacienda también controla los movimientos de dinero en efectivo con billetes de 500 euros y otro tipo de ingresos, llamados recurrentes, que son los de cantidades pequeñas pero que se realizan de forma continuada o en un corto espacio de tiempo en la misma cuenta bancaria.