L’Alfàs acoge la 1ª Jornada Informativa sobre Ayudas para la Rehabilitación Energética de Edificios

Subvenciones de hasta un 80 % del coste de la actuación para impulsar la rehabilitación energética de los edificios existentes, la disminución del consumo de energía final y de las emisiones de CO2. “Aquellos edificios que demuestren un ahorro energético de un 30 % obtendrán una subvención de 40 % del coste total de la mejora, es decir 6.300 euros por vivienda, y aquellos que superen un ahorro energético del 60 % podrán conseguir un 80 % del coste de la actuación, 18.600 euros por vivienda” según manifestaciones de Vicente Soler, agente de rehabilitación energética, figura clave para la gestión de estas ayudas.

Ayudas europeas pero de ámbito privado, de ahí que el Ayuntamiento lo que hace es informar sobre los 5.520 millones de euros que el Gobierno de España va a destinar a ayudas, para las comunidades de vecinos que afronten medidas orientadas a mejorar la eficiencia energética de los inmuebles. Una oportunidad sin duda a tener en cuenta.

Asociaciones empresariales y sociales de l’Alfàs del Pi, presidentes de comunidades de vecinos, administradores de fincas, asesorías, gestorías, profesionales técnicos, empresas e industriales del ámbito de la construcción, sostenibilidad y eficiencia energética han participado en la primera jornada divulgativa sobre las ayudas europeas, en materia de rehabilitación energética para edificios construidos antes del año 2000, que se ha celebrado esta mañana en el Centro Social de l’Albir.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, coordinará y hará el seguimiento de las ayudas, gestionadas por las Comunidades Autónomas, beneficiarias directas de las mismas. Un agente de la rehabilitación energética ha sido el encargado de presentar las nuevas ayudas y exponer las soluciones para conseguir un ahorro energético de hasta un 60 %. “La comunidad de propietarios le cede al agente rehabilitador la gestión para el acceso, la búsqueda, la redacción de proyectos, la ejecución y la justificación final de las ayudas”.

Una jornada donde además se han expuesto con detalle dos ejemplos de ahorro energético, por parte de dos empresas, para demostrar su eficacia. Por una parte la multinacional WEBER ha abordado la solución constructiva SATE, para la eficiencia energética de la envolvente de los edificios, su aislamiento, y por otra CREARE INGENIERÍA ha hecho lo propio sobre la instalación de placas fotovoltaicas para la generación de energía renovable y reducción de la demanda energética.

El futuro pasa por acometer actuaciones encaminadas a la descarbonización, ha explicado Soler, agente de la rehabilitación energética, refiriéndose al proceso de reducción de emisiones de carbono, sobre todo de dióxido de carbono (CO2), a la atmósfera. Su objetivo es lograr una economía global con bajas emisiones que consiga la neutralidad climática a través de la transición energética.

El objetivo de estas ayudas, financiadas con los fondos de la Unión Europea, es contribuir a alcanzar los fines medioambientales y energéticos establecidos en la normativa de la UE, mediante la realización de actuaciones de rehabilitación de viviendas existentes que favorezcan la reducción del consumo de energía final y de las emisiones de dióxido de carbono, a través del ahorro energético, el aumento de la eficiencia energética y el aprovechamiento de las energías renovables.

Se persigue, por tanto, mejorar la calidad de vida y el confort de las personas residentes, incrementar el rendimiento energético del parque inmobiliario, combatir la contaminación ambiental, luchar contra la pobreza energética y apostar por un consumo más eficiente de energía para lograr la meta de descarbonizar el parque edificado antes de 2050. Además, se fomenta y dinamiza el sector de la construcción y la rehabilitación energética.