Entrevista a Julio Pavanetti

Nuestra entrevista de esta semana tiene como protagonista a Julio César Pavanetti, Presidente del Liceo Poético de Benidorm.

Periodista: Buenos días, Julio.

Julio: Buenos días, Manolo.

Periodista: En primer lugar, ¿nos puedes explicar tus orígenes y tu trayectoria (tanto en lo profesional como en la afición por la poesía) antes de tu llegada a Benidorm?

Julio: Con mucho gusto. Yo nací y estudié en Montevideo, Uruguay, hasta que, en 1977, en el contexto de una situación sociopolítica muy difícil, decidí abandonar Uruguay y trasladarme a España. A los doce años comencé en mi ciudad natal a escribir letras de canciones, acompañadas de una música ligera, muy simple. A los 17 años la música fue derivando al rock y al blues y las letras se fueron volviendo más profundas, muchas de ellas de protesta, muy al estilo de la época. Por diversos motivos, entre ellos que comencé a trabajar en un Banco, a los 20 años abandoné la música. Entonces las letras de rock y de blues, dieron paso a la poesía propiamente dicha, aunque una poesía todavía muy incipiente, con pocos conocimientos técnicos, basada en mis lecturas de poetas clásicos y de poetas españoles de la generación del 27, una poesía que, al llegar yo a España, se fue perfeccionando con la lectura de manuales de poesía y con la asistencia a cursos y talleres en la Universidad de Alicante, y más tarde compartiendo con grandes poetas de todo el mundo.

Periodista: ¿En qué año se fundó el Liceo Poético de Benidorm?  ¿Cuántas personas lo integran y cuáles son vuestras actividades principales?

Julio: El Liceo Poético de Benidorm se fundó el 15 de marzo de 2003. Debido a esta pandemia terrible, hemos perdido muchos poetas en todo el mundo; también en Benidorm hemos perdido un miembro muy querido por todos, Astri de Juan, poeta y músico. Habíamos superado la centena de poetas activos en todo el mundo, pero actualmente los registros de la asociación indican que somos ochenta y ocho miembros. Las actividades principales del grupo antes de la pandemia, han sido las siguientes: ofrecer talleres para los socios que buscaban perfeccionar su poesía; organizar recitales de poesías propias acompañados por música y/o danza; publicar antologías, presentar libros y apoyar a los poetas del grupo para publicar individualmente. El que tenga interés que consulte nuestra página web: www.liceopoeticodebenidorm.com .

Periodista: Tengo idea de que empezasteis unidos a la tertulia denominada Generación dos mil, fundada por García de Sabadell.

Julio: Así es, y guardo buenos recuerdos de aquella primera época, allá por el año 2001. En el año 2003 llegaron a Benidorm algunos buenos poetas desde distintos puntos de España y allí surgió la idea de formar un grupo algo más ambicioso, con otros objetivos. En casa de Enrique de Marigorta (q.e.p.d.) se firmó el acta fundacional del Liceo Poético de Benidorm. Los primeros quince socios fueron Emma Rozona, Manuel Palazón, José Antonio Ávila, Florencia Guijarro, Paqui Herrera, Asunción Valgañón, Carmita Villaverde, María Ivars, Esmeralda Díaz, Ángel Godoy, Enrique de Marigorta, Annabel Villar, José Luis Desiré, Julio Pavanetti y Vicente García.

Periodista: Creo que el proyecto más importante que tenéis es contactar con poetas de otros países y celebrar actos conjuntos, ¿no?

Julio: Ese fue nuestro primer objetivo. El primer contacto importante fue en 2009 cuando nos invitaron a participar, como grupo, en el I Encuentro de poesía Hispanomarroquí “Jacinto López Gorgé” que se celebró en Tetuán, Marruecos. Eso, en mi caso particular, me ha permitido dar a conocer mis poemas y recibir algunos premios en países de cuatro continentes, de lo cual me siento muy orgulloso. Nuestro sueño era que la ciudad de Benidorm organizara un Festival Internacional de Poesía para dar a conocer a los mejores poetas del mundo y proporcionar a los poetas invitados la posibilidad de conocer las bondades de Benidorm y comarca, la belleza paisajística, sus playas, su clima, su música folklórica, sus danzas tradicionales, su gastronomía, etc. Con una pequeña ayuda de los ayuntamientos de Benidorm y Villajoyosa, la Universidad de Alicante y el Consulado de Uruguay en Valencia, en 2016, nació el Festival Internacional de Poesía de Benidorm y Costa Blanca (FIPBECO). En las tres ediciones que organizamos, hemos traído a sesenta poetas de más de cincuenta países que pasaron una semana entre nosotros y regresaron a sus países, hablando maravillas de nuestra comarca y de la organización del festival. Nos gustaría organizar la IV edición; ojalá encontremos el apoyo imprescindible para poder celebrarla.

Periodista: ¿Habéis publicado libros?

Julio: Ese era uno de los objetivos principales cuando se fundó el grupo. Como Asociación, hemos publicado cinco antologías. La primera en diciembre de 2003: “Poemario de Presentación del Liceo Poético de Benidorm”. Luego le siguieron: “Abriendo puertas… por amor al arte” (junio de 2006), “…Pero nos queda la palabra” (abril de 2009), “Voces en azul” (abril de 2012), y “¿Hay cura para el amor?” (enero de 2016).

Periodista: Creo que, a nivel individual, cuentas en tu haber con varias publicaciones. ¿Cuáles son las más importantes?

Julio: Sí, te cito algunas de ellas: “Spirala timpului” (“La espiral del tiempo”), edición bilingüe castellano-rumano (2012); “¡Atención! Puede contaminar” (2012); “La última curva del dragón” (2015); “Tiempo de cristales rotos” (2016); “Palabra escondida (edición bilingüe español-inglés, 2017); “Al roce de la piel callada” (edición bilingüe español/inglés, 2018); y “Battute d’arresto” (en italiano, 2021). También tengo pendiente de publicación los siguientes libros: “Casa dormida”, “Exile hurts” (en inglés), “El exilio duele”, “Marenmedio” y “Simbiosis” (Sonetos).

Periodista: ¿Tenéis ayuda municipal o de otros organismos para financiar vuestras actividades?

Julio: En estos momentos no gozamos de ninguna clase de subvención ya que no estamos desarrollando actividades debido a la pandemia. Esperamos contar con ayudas para organizar la IV edición del Festival. Como Liceo Poético de Benidorm, en 19 años de actividades, nunca hemos tenido subvención como tal, apenas una ayuda para recitales puntuales. Concretamente durante unos años recibimos ayuda de la Diputación de Alicante, participando en una campaña para realizar recitales de poesía y música en diversos pueblos de la provincia. Ojalá esta situación mejore y podamos volver a la época en la que realizábamos grandes recitales.

Periodista: ¿Hay poetas que han destacado en vuestra asociación?

Julio: Sí, muchos, algunos con una trayectoria destacada y poseedores de premios importantes.  Permíteme que no mencione a ninguno en especial, ya que cada uno tiene su propio camino y no sería justo por mi parte hacer referencia sólo a algunos, pero sí puedo decirte que, en la actualidad, no hay ningún miembro del Liceo que escriba mala poesía.

Periodista: ¿Cómo estáis viviendo la pandemia? ¿Os seguís reuniendo?

Julio: Mal. Llevamos dos años sin actividades. Tan sólo hemos participado en dos: Hace unos días en una lectura en la Casa Bardin del Instituto Gil Albert en Alicante para la presentación del libro “Poetas en el Puente de los Espejos”, una antología con sesenta y siete poetas que han nacido, viven, o están especialmente vinculados a Alicante y sus comarcas. Todo un orgullo que dos miembros del Liceo Poético de Benidorm, Annabel Villar y yo, hayamos sido incluidos en esta antología. La otra actividad se produjo en el mes de octubre en Roma, donde me otorgaron un premio en la Sección de autores extranjeros. Y mi poema “La città nuda” (La ciudad desnuda) obtuvo el primer premio en la misma sección. Y a finales de abril próximo se presentará en Roma Battute d’arresto, libro que he citado más arriba.

Periodista: ¿Habéis tenido algún reconocimiento público, institucional, por vuestra labor en pro de la cultura en nuestra ciudad?

Julio: En el extranjero hemos tenido muchos, pero en Benidorm ninguno. A modo de ejemplo, y no como reconocimiento personal sino como reconocimiento al Liceo Poético, sirva nuestra participación en un encuentro internacional (Tetuán, año 2009); a partir de ahí descubrimos que lo estábamos haciendo bien y nos convertimos en una asociación internacional de poetas. Aquí en Benidorm no hemos tenido reconocimiento institucional, a pesar de trabajar seriamente y pasear el nombre de nuestra ciudad por medio mundo, dejando el pabellón en alto, pero sí lo hemos tenido en otras ciudades de España y sobre todo del extranjero. Es para sentirse orgulloso.

Periodista: ¿Qué le falta a Benidorm para que sea la ciudad de la cultura, además del turismo y del ocio?

Julio: Que los políticos de la ciudad apoyen más a las asociaciones culturales. Que las asociaciones culturales se unan y comiencen a trabajar juntas, sin egoísmo, colaborando en las actividades de todos para que los espectáculos ganen en calidad. Que el público asista a los recitales, presentación de libros, etc. Y por supuesto ayuda económica para organizar espectáculos de calidad, así como apoyo publicitario para dar cobertura e informar de los espectáculos que se ofrecen.

Periodista: ¿Cuáles son los proyectos más inmediatos del Liceo Poético?

Julio: El miércoles 2 de febrero en la sala 3 de la tercera planta del Casal del Fester, reanudamos la reunión de lectura de los miércoles con la idea de preparar algún recital poético-musical. Por supuesto son bienvenidos todos aquellos que escriban poesía y, desde ya, quedan invitados. El día 25 de febrero, a las 12 del mediodía, en el Ayuntamiento de Benidorm, vamos a colaborar con AERBECO, leyendo un manifiesto de solidaridad y toma de conciencia y también algunas poesías de nuestros miembros relacionadas con el tema; será la primera actividad colectiva, después de dos años. Y finalmente, el proyecto estrella es organizar el IV Festival Internacional de Poesía “Benidorm & Costa Blanca” (FIPBECO 2022). Para ello, invitamos a todos los que quieran colaborar con el proyecto; patrocinadores, traductores, voluntarios, informáticos, etc. En fin, toda ayuda es poca.

Periodista: Gracias por tus declaraciones. Y adelante con vuestros proyectos.

Julio: Gracias a ti, Manolo, por brindarme esta oportunidad de dirigirme a los ciudadanos de Benidorm.