Toni Pérez incide en la oportunidad que suponen los ‘Next Generation’ para desarrollar proyectos de mejora hídrica

toni perez w

En una mesa de debate en el Foro Greencities de Málaga, el alcalde expone la experiencia de Benidorm en gestión del agua que le ha permitido un rendimiento de la red de más del 95%

El alcalde de Benidorm, Toni Pérez, ha incidido hoy en “la gran oportunidad” que suponen los fondos ‘Next Generation’ para desarrollar proyectos de mejora hídrica. Toni Pérez ha trasladado esta idea en el marco del Foro Greencities de Málaga, el principal encuentro nacional sobre inteligencia y sostenibilidad urbana, y en el que ha participado en una mesa de debate en torno a ‘Smart Water’. Una mesa que ha compartido con la concejal de Sostenibilidad Medioambiental del Ayuntamiento de Málaga, Gemma del Corral, y con el director jurídico y de desarrollo de negocio de AGBAR, Miguel Ángel Benito, y que ha moderado el vicepresidente de la Comisión de Smart Cities de Ametic, Emilio Herrera.

Toni Pérez ha indicado que la ciudad va a optar a los ‘Next Generation’ a través de una convocatoria extraordinaria de Planes de Sostenibilidad Turística, a la que Benidorm ha presentado un proyecto valorado en 8 millones de euros y en el que se incluyen diferentes actuaciones ligadas a la gestión del agua. El alcalde ha detallado que el proyecto incluye “conocer nuestra ‘huella hídrica’” para, a partir de este indicador de sostenibilidad ambiental, conocer la cantidad de agua consumida en la producción de bienes de consumo o durante el uso de un determinado servicio” y “seguir profundizando y avanzando en sostenibilidad”.

El alcalde ha señalado que “las administraciones públicas que mejores equipos tengan” contarán con más opciones a la hora de atraer estos fondos, al igual que aquellas que cuenten con “grandes colaboradores” y socios estratégicos; al tiempo que ha agregado que cualquier acción que se desarrolle a través de los Next Generation “tiene que formar parte de la estrategia de ciudad” diseñada por cada territorio. 

A este respecto, el alcalde ha subrayado que Benidorm cuenta con una estrategia bien definida, plasmada en diferentes planes y en la que la sostenibilidad ocupa un papel principal. Asimismo, ha recordado que  “la sostenibilidad fue el eje en el que Benidorm obtuvo mayor puntuación en las auditorías superadas” para convertirse en el primer Destino Turístico Inteligente (DTI) certificado del mundo, al ser el ámbito que tiene “más desarrollado”; un resultado en el que “tuvo mucho que ver la gestión del agua”.

En este punto, el alcalde ha expuesto la experiencia de Benidorm en la gestión del agua, y que le ha permitido disponer de una red de agua potable que “actualmente presenta un rendimiento técnico por encima del 95%, cuando la media nacional es del 75%”. Estos porcentajes, según Toni Pérez, son el resultado de “concienciación, sensibilización y mucha inversión” y de “darle al recurso agua la importancia que tiene para la vida humana y para la actividad”.

Entre los datos aportados por el alcalde para “dar cuenta de una buena gestión del agua”, la reutilización de 3 millones de metros cúbicos de agua regenerada para la limpieza de calles y riego de jardines, o la reducción del consumo en un 20% entre 1996 y 2019 a pesar de haberse incrementado en ese periodo la población en cerca de un 40%; y en un 25% el número de turistas”.

Durante su intervención, Toni Pérez ha afirmado que Benidorm “tiene muchos proyectos sobre la mesa” para mejorar aún más en gestión hídrica, y ha avanzado que “no renuncia a proyectos de desalinización para reducir la dependencia exterior y tener más garantías para poder desarrollar nuestro proyecto de ciudad”; una circunstancia que redundaría además “en la solidaridad” con otros territorios puesto que “podríamos liberar parte del agua que ahora consumimos por derecho”. Entre los proyectos a futuro, el alcalde también ha deslizado la materialización de un gran parque inundable “como solucionador de problemas pero creando vida y un ecosistema natural de flora y fauna”.

Por último, el alcalde ha recalcado que “la sostenibilidad” tiene “un valor reputacional” muy importante “para un destino turístico” como Benidorm, puesto que “las nuevas generaciones exigen cada vez más que la sostenibilidad sea un sello del lugar donde van a pasar sus vacaciones”.