Nueva reunión de la Comisión de Seguimiento de las Obras de Regeneración del Frente Litoral

Nueva reunión de la Comisión de Seguimiento de las Obras de Regeneración del Frente Litoral

El pasado viernes 3 de septiembre, se celebraba la segunda reunión de la comisión de seguimiento de las obras de regeneración del Frente Litoral. Por parte del Ayuntamiento de Altea asistieron el alcalde Jaume Llinares, el concejal de Infraestructuras y obras Diego Zaragozí, el ingeniero Jerónimo Almaraz y la arquitecta municipal Ana Beltri que actuaba como secretaría. Por parte de Costas estaban presentes la Jefa Provincial del Servicio, Rosa de los Ríos; y el director de la obra, Maximino Llaneza. La empresa adjudicataria Torrescamara estaba representada por el jefe de la obra de Altea y su Gerente. Excusaba su presencia por motivos personales la portavoz socialista Vicenta Pérez.

A la reunión se han tratado varios temas, y entre ellos se ha hablado de la coordinación de las obras de renovación de las instalaciones de agua potable y alcantarillado de la zona del nuevo paseo, además de las obras necesarias para descargar el punto de bombeo de fecales y evitar los malos olores que hoy en día se generan en ese punto. Todas estas obras las ejecutará el Ayuntamiento coincidiendo con las del Paseo y era muy importante la aceptación del calendario propuesto y la coordinación con las obras de Torrescamara porque nada se veguera afectado por un posible retraso en la finalización de la obra.

Según los detalles aportados por Diego Zaragozí: “Estas obras de renovación de instalaciones se ejecutarán por parte de la UTE Aigües d’Altea, tendrán una duración de tres meses aproximadamente, y empezarán el 4 de octubre. Esto ha significado un cambio en la planificación de las obras de la empresa, puesto que inmediatamente la UTE acabe su trabajo, la empresa adjudicataria pavimentará esa parte del paseo. No estaba previsto así en un principio, pero la empresa ha aceptado estos cambios, y ha seguido manteniendo su compromiso de mantener el resto de calendario e incluso, tratar de acabar las obras antes del plazo previsto.”

El alcalde de Altea, Jaume Llinares, por su parte, valoraba muy positivamente esta segunda comisión de seguimiento, y añadía que “para nosotros era muy importante poder coordinar las obras de nuestras instalaciones con las del frente litoral, y tener la certeza que estas actuaciones tan necesarias para nuestro pueblo, no iban a retrasar el resto de trabajos. Era absolutamente necesario aprovechar la ejecución de las obras del paseo para renovar nuestras infraestructuras, algunas de ellas totalmente obsoletas”.

Diego Zaragozí también destacaba que “desde el inicio sabíamos que sería un obra muy larga y aparatosa, y por eso, reunimos en el acuerdo de preservar la zona de paseo en la temporada estival, porque el espacio público ocupado por los diferentes negocios, se encontrará fuera del ámbito de la obra hasta pasado el verano, y así minimizar al máximo las molestias e inconvenientes a los vecinos, propietarios y usuarios. También quiero destacar que quizás es la obra más importante del pueblo de Altea en los últimos años, por todo el que supondrá.”

Finalmente el Alcalde de Altea señala que “desde el equipo de gobierno reiteramos que entendemos las molestias que pueden ocasionar las obras a los vecinos y personas directamente afectadas de la zona, pero somos conscientes que es un proyecto que las alteanas y alteanos llevamos esperando muchos años, que mejorará significativamente nuestra calidad de vida y nos posicionará todavía más como destino turístico de calidad”, ha destacado el primer edil.