El Ayuntamiento de Benidorm dota de purificadores todas las unidades y comedores escolares de Educación Infantil y Primaria

Para las aulas de Secundaria y educación postobligatoria se dobla la cantidad aportada por Conselleria a cada centro

El Ayuntamiento dota de purificadores todas las unidades y comedores escolares de Educación Infantil y Primaria

También se han facilitado, junto con sensores de CO2, al resto de servicios educativos y formativos

El Ayuntamiento de Benidorm ha dotado de purificadores móviles todas las unidades y comedores escolares de Educación Infantil y Primaria de los centros sostenidos con fondos públicos de la ciudad.

Así lo ha comunicado el alcalde, Toni Pérez, que ha explicado que “a la hora de distribuir los purificadores y sensores de CO2 adquiridos por el Ayuntamiento, hemos focalizado el esfuerzo en la Educación Infantil y Primaria, que es donde se concentra la población no vacunada, para que todas las aulas dispongan de un purificador, a los que se añaden los dos que se van a colocar por comedor escolar y los cuatro sensores de CO2, uno por ciclo, que se han suministrado por centro”. 

Según ha precisado el alcalde, “la aportación municipal de purificadores para Infantil y Primaria prácticamente triplica la realizada por la Conselleria de Educació”. Concretamente, para 220 unidades de Infantil y Primaria el gobierno autonómico ha entregado 58 purificadores, frente a los 170 que aporta el Ayuntamiento para las aulas y comedores escolares de estos ciclos. 

Toni Pérez ha recalcado que “el grueso de purificadores y sensores de CO2 que se están entregando a los centros educativos hoy, día en que el personal docente y administrativo retoma la actividad; si bien en junio el Ayuntamiento ya instaló estos dispositivos en todos los servicios educativos que durante el verano no cesaban su actividad, como puedan ser las escuelas infantiles municipales, el Servicio de Atención a la Primera Infancia (SAPI), el Conservatorio de Danza o los CEIP Vasco Núñez de Balboa y Ausiàs March, que han acogido la Escuela de Verano y el Programa de Apoyo Educativo de Verano (PAEV)”. 

El alcalde ha indicado que “desde el Ayuntamiento también hemos atendido a la Educación Secundaria y postobligatoria, a pesar de que en estos centros no tenemos ninguna competencia”. En este caso, “se dobla en todos y cada uno de los centros la cantidad de purificadores suministrados por Conselleria, y facilitamos además un sensor de CO2 móvil para cada seis aulas”. 

Toni Pérez ha recalcado que “además de dotar de purificadores y sensores de CO2 a los colegios de Infantil y Primaria y a los centros de Secundaria, también hemos atendido a otros servicios educativos y formativos de la ciudad, como nuestras escuelas infantiles, el TAPIS o el Centro Doble Amor”.