Autocaravana Vivir: Ruta por España y Portugal (y III)

LA ESPAÑA INTERIOR ESPERABA LA JAPPI EXPERIENCE DE AUTOCARAVANA VIVIR: “DE LA PUEBLA DE SANABRIA A TORQUEMADA”

autocaravana vivir III

Era de imaginar pero faltaba la certificación. Cuando al salir de Portugal no lo pensé dos veces al detener la Autocaravana junto a un acantilado a las puertas de Bayona, todo lo demás vino rodado. Pasear por el paseo marítimo, surcando sus playas con la postal de las Islas Cíes mientras bordeas la fortaleza que vio el primero de los hermanos Pinzón al regresar a España capitaneado La Pinta en 1.493, es sumergirte en un sueño que remarca a fuego la grandiosidad de nuestro país.

Despertar a la mañana siguiente casi abrazado al océano Atlántico escuchando las olas del mar, es el cénit a un acierto que no siempre sucede. Aparcar con la Autocaravana en lugares bonitos pasa siempre, en ocasiones en lugares espectaculares. La magia que me cedió el paseo entre vaguadas y acantilados para mi caminata, lleno de peregrinos, entre Bayona y La Guardia, es un premio para la vista que siempre agradeceré.

En esta última semana de JAPPI EXPERIENCE, en la que ya diseño el siguiente viaje, me apetecía alejarme de la costa que durante 2.500 kmts ha sido mi fiel compañera por España y Portugal.

El interior que tanto idolatro, me esperaba. Dirección Orense, La Puebla de Sanabria era uno de esos lugares que ya tocaba conocer. Allí me esperaba el escritor Jairo Prieto, al que conocí y entrevisté cuando publicó “Pueblos Fantasma de España”, aprovechando la ocasión para que me lo dedicara.

auto v

Aparqué Autocaravana Vivir junto al río Tera, un lugar paradisíaco en el que los lugareños se bañan bajo la vigilancia de su castillo.Un casco antiguo, visitado y explicado en todo su esplendor por el erudito de mi amigo y pronto colaborador en Radio 4G Benidorm, a la altura de los mejores medievales de toda España con iglesias de hace muchos siglos y una fortaleza que desde las alturas impone respeto y rezuma historia. Por la noche, con la magia de las luces naranjas, volví a recorrer con tranquilidad y en silencio ese casco histórico por puro placer, quedando hipnotizado.

Tan claro tengo que volveré por aquí, que dejé para mi siguiente ronda al Lago de Sanabria, paraje idílico de carácter glaciar único en España, que visitaré junto a la Ribeira Sacra orensana, hoja pendiente en esta ruta sin fin.Caminata matinal con la compañía del río Tera durante horas y de nuevo camino hacia otro nuevo destino, ese que me llevó hasta Palencia, una de las capitales que no conocía, al igual que hice en Huelva y haré en Orense.

auto iv

No son las capitales de provincia mis preferidas ni del autocaravanismo en general, pues si en Bayona o La Puebla de Sanabria tuve la suerte de poder aparcar en lugares idílicos, en la capital el espacio era todo para mi. Una visita rápido por el bonito paseo que rodea el río Carrión con su multitud de pequeños puentes, junto a su Plaza Mayor y su majestuosa Catedral, a punto de cumplir su 7° Centenario y carretera…

Para dormir he elegido Torquemada, y la suerte de nuevo ha estado a mi lado, pues además de llegar a este pequeño pueblo con tanta historia detrás, he aparcado pegado a la valla que me separa de su cuidado y longevo cementerio. Me espera una noche mágica, seguro.

POR LA ESPAÑA INTERIOR AL CAMINO DE SANTIAGO, CON LA SUERTE DE CARA

Escribir rodeado de historia templaria en Torres del Río, solo certifica la pasión aprendida en el ocaso de esta JAPPI EXPERIENCE que empezó hace tres semanas, y me ha llevado durante más de 3.000 kilómetros por las costas de casi toda la península ibérica, y me ha invitado a recorrer en los últimos días zonas y parajes desconocidos de la más bella, completa e histórica España.

wp-16298278125923892668583274310957.jpg

Zamora, Palencia, Burgos y Soria, han siso testigos de mi Autocaravana y ahora mi pluma, para recordar como si hubiese pasado hace un siglo, el acierto que supuso dormir en Torquemada y conocer su grandioso pasado, convertida en su día gracias a su legendario puente en centro de la historia por la que pasaron las mejores glorias de nuestro país. Su gastronomía, con especial devoción a las mollejas de cordero, puso el punto y final a un día, que tuvo su punto y seguido en la caminata matinal junto a mis inseparables aire puro y anchos campos de Castilla. Miles de hectáreas de girasoles y una vista infinita de montes y prados sin comparación, me recordaron que tenía que seguir el camino.

wp-16298279128031464691006465596172.jpg

Y eso hice en dirección hacia lugares sin apuntar en mi hoja de ruta, como Lerma y Santo Domingo de Silos, ciudades que respiran a través de sus monumentos y castillos, la grandeza de una España interior que acelera la pulsión de los sentidos y reconforta el espíritu interior. A-ha, The Cure, Depeche Mode, Pol Young, The Smiths, la Omd y los Waterboys, también pusieron su punto de emoción. Don José Zorrilla y la Abadía con sus monjes en Santo Domingo al acorde de singulares cantos gregorianos, firmaban el acierto de una ruta que sólo ha discurrido por caminos de interior, haciendo crecer el sentido de la vida.

wp-16298278364391671708802086840998.jpg

Finalmente no lo pude resistir, y en vez de ir a ver a mi amigo Alberto Jaria a La Cuesta de San Pedro Manrique, Autocaravana Vivir me llevó, de nuevo, a uno de los lugares que el pasado año nos dejó las retinas y el corazón tocados, Catalañazor, que volví a recorrer, disfrutando del mejor paquete de pipas de mi vida sentando en la ladera de su Castillo viendo la puesta de sol hacia los campos en los que España venció a Almanzor, obligándome bien entrada la madrugada a recuperar el edredón olvidado y pasar otra noche inolvidable, con la luna llena entrando por las ventanas y completando el espectáculo. La Rioja, Logroño, mi hermano Iván y su nueva posada, estaban demasiado cerca como para no acercarse. Un acierto sin igual. Y aquí estoy, en la casa rural y albergue La Pata de Oca en la navarra Torres del Río, paso obligado en la 7° etapa que todos los peregrinos del camino francés inician.

wp-16298278606695394558406620865917.jpg

Qué espectáculo de lugar, todo un lujo para el bolsillo de cualquier conquistador compostelano. Lugar perfecto para descansar, reponer fuerzas, disfrutar de las leyendas templarias y seguir la ruta hacia Santiago. No en vano, puesto a investigar, La Pata de Oca, es el primer albergue templario del Camino de Santiago, situado frente a la Iglesia del Santo Sepulcro, edificio que a pocos visitantes deja indiferentes. Uno de los Templos más singulares del románico en plena Ruta Jacobea, que hasta el mismo Iker Jiménez quiso conocer para grabar su Cuarto Milenio.

wp-16298278849173427306344126548134.jpg

PREPARANDO EL NUEVO SUEÑO

Se acabó lo que empezó. Cualquiera diría que ayer se cumplieron tres semanas. Han pasado todo un mundo de imágenes, ilusiones, riesgos. Casi 4.000 kilómetros de soledad compartida con Autocaravana Vivir dándole la vuelta a la piel ibérica.

Puede ser una imagen de árbol, masa de agua, hierba y naturaleza

Una maravilla de experiencia que recomiendo, avisando que no es oro todo lo que reluce. Pero vale la pena.Viajar es conocer y conocerse. Viajar solo, además, es un aprendizaje salvaje.

He vuelto casi sin conocerme. Con hambre de hacer el periodismo que me gusta, pero con las ideas claras, mejoradas, maduradas.Desde la distancia lo ves todo con mucha más calma. Observas las pasiones y las traiciones, disfrutas del trabajo bien hecho y tu conciencia, la única xon la que siempre has de estar en paz, me deja dormir a pierna suelta.Desde Benidorm hasta Cádiz, todo el Algarve portugués. Desde el Cabo de San Vicente hasta Pontevedra y a partir de ahí, una apasionante semana por la España interior. Que distinto todo y que alegría saber que todo es uno. Un país que no ha dejado de darme sorpresas hasta el último día. Y las que vendrán. ..Después de pasar 24 horas con la gente del Hotel Rural La Pata de Oca en Torres del Río, sólo me quedaba la vuelta a casa. Decidí parar justo a mitad de camino para hacer noche.

Puede ser una imagen de 5 personas e interior

¿Dónde? Donde toque. Y de nuevo, la España desconocida e infinita me invitó con una nueva postal a preparar sin demora la nueva aventura. Villarquemado y La Laguna del Cañizar me ofrecieron una noche de luna llena y un amanecer de niebla intensa, que la han convertido en una delicia aderezada de misterio e intriga. Ya en Benidorm preparando sobre un papel ese nuevo viaje que al final saldrá de manera muy diferente pero igual de intenso.

Puede ser una imagen de carretera y árbol

Gracias por haberme seguido y gracias a los empresarios de la JAPPI EXPERIENCE por haber confiado en Autocaravana Vivir. Ha sido un honor, y un completo espectáculo haber paseado y lucido el nombre de Benidorm por toda la geografía ibérica.