Low in the city se despide con la mirada puesta en el Low Festival 2022

Se confirma. El 29, 30 y 31 de julio del año que viene habrá Low Festival en el Guillermo Amor

Dorian en Low in City 2021

La segunda cita del Low in the city, la versión adaptada y reducida del Low Festival en tiempo de pandemia, congregó anoche en el auditorio Julio Iglesias del Parque de l’Aigüera a incondicionales lowers que pudieron disfrutar con las actuaciones de Malamute y Dorian.

Irene Gutiérrez y Diego Jiménez de Malamute, fueron los encargados de abrir el escenario con las últimas luces del día. Sus sonidos pop y aire punk conectaron con el público, especialmente con la interpretación de sus temas más conocidos como La Espiral o Solo confío en mi perro.

Tras la banda cántabra, los barceloneses Dorian tomaron las riendas de la noche con su personal sonido fusión de electropop, indie rock y new wave. La personal voz de Marc Gili sintonizó con el respetable que respondió con aplausos a un repertorio en el que destacaron temas como, Armas para volar, Cualquier otra parte, La Isla o Buenas intenciones.

Con las actuaciones de Malamute y Dorian, Low in the city se despide de Benidorm hasta el próximo año en que resurgirá de las cenizas pandémicas un Low Festival que ya ha confirmado los días 29, 30 y 31 de julio de 2022, en el Guillermo Amor y que, entre otros, cuenta con las actuaciones de Izal, Primal Scream, Metronomy, White Lies, !!!(CHK CHK CHK) y Temples.

Locos de Atar se crecen en casa y los vizcainos de Shinova hacen bailar al respetable desde sus sillas

Shinova en el Julio Iglesias anoche.

Low in the city, la versión pandémica del Low Festival arrancó en la noche del pasado viernes en el Auditorio Julio Iglesias del Parque de l’Aigüera. Bajo las estrictas medidas sanitarias vigentes y a pesar de la proximidad horaria del toque de queda, el público vivió una noche memorable con las actuaciones de Locos de Atar y Shinova.
Por unas horas, el respetable se pudo olvidar de la pandemia, aunque con la mascarilla puesta en todo momento y respetando la acotación de espacio propuesta por la organización del festival.

Los benidormenses Locos de Atar, inauguraron el escenario con su contundente rock alternativo. JuanMi, Fabi, Jesús y Barto sabían que tocaban ante los suyos y no defraudaron en ningún momento. Un sonido cuidado y una puesta en escena sobresaliente hicieron vibrar al público con un repaso a su discografía que recorrió sus primeros trabajos y alcanzó el momento álgido con la interpretación de temas más recientes como ‘Marioneta’ o ‘Que tiemble tu mundo’.

Tras los de Benidorm, los vizcaínos de Berriz Shinova, subieron al escenario y supieron dar la nota ante un público entregado que disfrutó del contundente montaje escénico y de las melodías que una a una desgranó Gabriel de la Rosa. Lo mejor del conjunto vasco sonó en el Julio Iglesias, especialmente su último trabajo ‘La buena suerte’.