Andreu Verdú se gasta los ahorros de una década en contentar a sus socios y desactivar la guerra interna

tripartito

El gobierno tripartito vilero aprueba gastar la totalidad del remanente para gastos generales en las cuentas públicas desde el 2012 para satisfacer las ansias de figurar de sus socios. Pedro Alemany y Compromís se llevan el 80% del total de las inversiones.

En marzo de 2012 el Ayuntamiento de Villajoyosa aprobó el Plan de Ajuste para poner en orden sus cuentas. Un plan de ajuste que venía tutelado por el Ministerio de Hacienda y que era de obligado cumplimiento.

Desde entonces y año tras año, el Consistorio ha ido acumulando superávits anuales. Unas cuentas positivas que se han cimentado básicamente en los esfuerzos que han realizado los ciudadanos de Villajoyosa, que no han podido disfrutar de mayores inversiones o de menos impuestos.

Vistas las actuales circunstancias que se viven en el tripartito vilero, donde las rencillas personales están a la orden del día y los desencuentros son cada vez mayores, el primer edil, Andreu Verdú, ha decidido acabar de raíz con este problema interno que amenaza con sacarlo de la alcaldía.

Para ello, ha puesto a disposición de sus socios los ahorros que los vileros han realizado durante toda una década, 17 millones y medio de euros, y se los han repartido entre ambos para, definitivamente, que el PSOE se quede con lo que Compromís y Gent per la Vila no ha querido.

En palabras del portavoz del PP, Jaime Lloret, “estamos asistiendo a un espectáculo lamentable. Compromís y Gent per la Vila se reparte el dinero público ahorrado con el esfuerzo de todos los vileros igual que los niños se reparten los caramelos, pero más lamentable es, si cabe, ver en qué ha quedado el PSOE”.

“Al igual que el gobierno de Pedro Sánchez, Andreu Verdú ha demostrado que es capaz de ridiculizar al PSOE tanto como sea necesario y que hará pasar por el aro a su partido y a sus concejales con tal de que Pedro Alemany y Compromís le garanticen dos años más en el sillón de alcaldía”.

Por otro lado, desde el PP critican que lo que realmente se esconde tras estos 17 millones y medio de euros es una interminable campaña electoral encubierta, financiada por todos los vileros, para promoción y goce del gobierno local.

El gobierno local es consciente de que no ha hecho absolutamente nada. Llevan gobernando desde principios de 2015 y Villajoyosa está exactamente igual que como la dejamos. Algo tienen que hacer para presentarse a las elecciones de 2023 y poder pedir el voto a los vileros y qué mejor manera que hacer un espectáculo continuo de anuncios, fotos y promesas y para más inri, pagado por los propios electores.”

Por último, el PP argumenta que ha salido la verdadera razón de las acusaciones públicas que se realizaron los socios de gobierno Alemany y Castiñeira.

Finaliza Lloret apuntando que “es evidente que el cruce de graves acusaciones entre ambos socios de gobierno viene como consecuencia de la negociación que se estaba realizando a espaldas de la ciudadanía para el reparto del pastel. De los casi 6 millones de euros que se dedican a inversión, Alemany y Compromís manejarán el 80% del total”.