La Leyenda del Portell del Puig Campana

el portell del puig campana

Cuenta la leyenda que en tiempos remotos vivía en el Puig Campana un gigante llamado Roldán. Este gigante siempre estaba triste y atediado hasta que conoció a una joven bella de la que quedó profundamente enamorado.

Ambos se enamoraron y vivían felices en la montaña, hasta que una malvada bruja interrumpió esa felicidad, maldiciendo a la joven: “Cuando se oculte el sol, cuando su último rayo desaparezca de la faz de la tierra, morirá.

El sol se iba hundiendo cada vez más detrás de la montaña. Enloquecido, ciego de dolor, salió volando más que corriendo hacia la cumbre del Puig Campana tras cuya ladera iba ocultándose el astro del día.

De un furioso puntapié arrancó un enorme pedazo que salió por los aires y fue a caer en el mar. Por aquel hueco tan fantásticamente abierto siguió penetrando la luz del sol durante unos minutos más, unos minutos más de vida para su amada.

El sol, entonces, como un fugitivo despiadado, se ocultó por completo…¡Y la muerte cerró para siempre aquellos ojos tan bellos!La leyenda del Portell del Puig Campana cobra vida cada 21 de junio, coincidiendo con el solsticio de verano.

Muchísimas gracias a Sonia Llorca Verdu por esta imagen tan fantástica para ilustrar una de las leyendas que envuelven nuestra mágica montaña.