Juan Fuster Zaragoza, un hito para Benidorm y Comarca

WhatsApp Image 2021-06-25 at 10.34.37

Nuestro personaje de esta semana nacía en 1924, al iniciarse la década de 1920, cuando Benidorm ya era conocido como lugar de gran interés para el turismo. La ciudad de los rascacielos siempre ha sido bella y natural: con dos enormes playas de arena fina y unas estrechas callejuelas de blancas casas que se encaraman hacia el promontorio “al que llamamos el Castell”. En los años treinta Benidorm ya disponía de un casino, unos cuantos bares, un campo de fútbol y en las noches verbenas nocturnas. En este entorno tan idílico nace Juan Fuster Zaragoza, un 2 de septiembre de 1924 en Benidorm.

Belén Richarte.- Hijo de Juan Bautista Fuster Pérez, natural de Polop, Jefe de Correos de Benidorm, y de María Zaragoza Zaragoza, natural de Benidorm y descendiente de una familia de marinos. Su padre Vicente Zaragoza Such y su tío Francisco Zaragoza Such (Condestable) fueron muertos en acto de servicio. Además María Zaragoza fue empresaria al gestionar el Molino del Oficial (Industria de horno de yeso). ¡A su hijo Juan Fuster Zaragoza años más tarde los bancos lo dejarían “solo”, pero aún así supo triunfar!

        Empezemos. El joven Juan estudió primaria en el Colegio Nuestra Señora de los Dolores, dirigido por las Hermanas de la Doctrina Cristina, donde pertenecía su tía, la Madre Adoración (Josefa Zaragoza Zaragoza), primero como profesora y después de la guerra, en agosto de 1939, como primera Consejera y Vicaria de la Madre Cándida de Jesús Molina.

WhatsApp Image 2021-06-25 at 10.37.21

        Su tía materna fue quien le guió en sus estudios, además le buscó una residencia de estudiantes en Valencia donde conoció a su mujer. También influyeron en el carácter del joven estudiante sus padres.

        Benidorm era un paraíso para turistas, veraneantes y para residentes pero hasta bien avanzado el siglo XX carecía de unos recursos educativos para los y las jóvenes que deseaban estudiar. Este es el principal eje que movería a Juan Fuster Zaragoza a lo largo de toda su vida: que todo aquel que lo quisiera pudiera estudiar porque “estudiar era complicado para los jóvenes que vivían en un pueblo aislado de la capital; después de una guerra y una complicada posguerra, Juan Fuster Zaragoza se buscó la vida para estudiar por libre y asistía a las clases de la academias existentes en la localidad. En septiembre de 1947 obtiene el título de Bachiller Universitario por el Rector Magnífico de la Universidad de Murcia”, explica su hijo Vicente Fuster Perez.

        Juan Fuster Zaragoza se licenció en Ciencias Químicas en la Universidad de Valencia el 26 de septiembre de 1955. “Para poder costear todos los gastos universitarios mi abuelo tuvo que vender todas sus propiedades de Polop. Decía ‘que la mejor herencia que podía recibir un hijo era recibir una buena educación’”, afirma su hijo.

WhatsApp Image 2021-06-25 at 10.35.26

        Y como todo personaje del Benidorm antiguo siempre hay un libro, una revista, una postal,…que un familiar enrolado en algún buque mercante le hace llegar a la familia y que marcará el rumbo de su vida. En el caso de Juan Fuster Zarazoza su afición por la Química le viene “desde muy joven porque su abuelo trajo unos libros de Nueva Orleans, de los primeros descubrimientos de la primera revolución industrial, y mi padre siempre los estaba leyendo, además le gustaba ir con sus amigos al campo a buscar insectos y minerales pues era un amante de la Naturaleza -y añade Vicente Fuster-, “siendo profesor impartía las clases de Ciencias Naturales y de Química: sus dos pasiones”.

        De hecho, la juventud de Juan Fuster Zaragoza transcurre en Benidorm estudiando, haciendo deporte y compartiendo con sus amigos sus aficiones: “era conocido como Juanito de Correos y sus deportes preferidos fueron la natación y el fútbol, donde llegó a jugar con el primer equipo de la ciudad”, recuerda su hijo.

        Posteriormente realizó el servicio militar, que terminó como alférez de complemento en Valencia, lo que compatibilizó con el noviazgo de su mujer Carmen Pérez González, que duró diez años y que le hizo alargar su estancia en Valencia.

        El Lope de Vega

        Volvió definitivamente a Benidorm en 1956 desde sus años de juventud, pero la localidad seguía teniendo las mismas carencias educativas que cuando se marchó. Es cuando decidió abrir la academia, para que los jóvenes benidormenses no pasarán por las mismas dificultades que él había pasado para obtener una titulación universitaria.

        En 1956 crea la academia Lope de Vega y convence a su amigo Carlos Llorca para montarla en su casa, por lo que era testigo directo de que los jóvenes benidormenses tenían los mismos problemas para acceder a la Universidad que cuando él era joven.

WhatsApp Image 2021-06-25 at 10.41.19

        “Gracias a la iniciativa de Don Juan para facilitar los estudios de bachillerato a los jóvenes de Benidorm para acceder a la Universidad se incrementó el nivel de universitarios en la ciudad. En aquella época el porcentaje de alumnos universitarios era casi nulo. De hecho, Benidorm inaugura su primer instituto público en 1980, de esta forma se cubría una demanda inexistente durante 23 años”, subraya Vicente Fuster Pérez.

        Una de las novedades de la academia era que durante los veranos se daban clases de repaso, por lo que se convirtió en una de las primeras escuelas de verano de nuestro país. Las familias podían venir de vacaciones con toda la familia porque la academia ofertaba cursos de verano para que recuperaran la asignaturas pendiente los hijos de nuestros turistas y vecinos. ( En la actualidad sigue siendo líder a nivel nacional su Escuela de Verano por el número de alumnos inscritos e instalaciones).

        “Juan Fuster Zaragoza llamó al colegio Lope de Vega porque cuando tenía ocho años, jugando a ser profesor, escribió en la pared del porche de la casa familiar: “LOPE + DE + VEGA”, inspirándose en Fray Félix Lope de Vega y Carpio, “Fénix de los ingenios”, se aficionó a los sellos y a la literatura gracias a su padre. Y entre sus sellos tenia uno que le apasionó más que el resto: el de Lope de Vega y entre todas sus frases le gustaba una y repetía, No hay cosa más fácil que dar consejo ni más difícil que saberlo tomar decisiones”, explica su hijo.

        Pronto, resultó insuficiente para atender toda la demanda de estudiantes que recibían y decidieron trasladar la academia a unos terrenos que tenía la madre del fundador del centro a las afueras de Benidorm. Fue en el curso escolar 1964/65 cuando se puso en marcha el Colegio Lope de Vega. Al poco tiempo de estar funcionando, ampliaron las instalaciones y construyeron la Residencia de Estudiantes.

        “La idea de construir un nuevo colegio en los terrenos de mi abuela fue de mi madre María Zaragoza Zaragoza, que convenció a mi padre al quedarse pequeña la academia por falta de espacio, ya que estaba situada en la antigua calle Ricardo, actualmente denominada Doctor Pérez Martorell amigo de la infancia”, aclara Vicente Fuster Perez.

        Según su hijo: “¡Don Juan era un apasionado de la docencia, su afán era ofrecer la mejor educación y las instalaciones adecuadas para los alumnos. Los bancos no quisieron financiar parte de las obras al tratarse de un colegio, algún director de banco llegó a decir que si fuera para un hotel lo estudiarían para un colegio no. Lo dejaron solo…!”

        Colegio multicultural

        El primer director del Lope de Vega apostó desde sus inicios por intercambios culturales de estudiantes a nivel internacional: se postuló para celebrar el I y II Curso de Español para Extranjeros, con la colaboración de la Cátedra Mediterránea de la Universidad de Valencia, y se integró en la ISA, International Schools Association en 1970 y, ¡¡¡como colofón!!!, se celebró en el Lope de Vega el III Congreso Mundial de Educación.

WhatsApp Image 2021-06-25 at 10.42.22

        “Mi padre cuando decidió abrir el colegio, lo abrió a Europa y al mundo, por ello, organizaba todo este tipo de actividades educativas para darle espíritu internacional”, -y agrega-, “la celebración del III Congreso Mundial de Colegios Internacionales fue el punto de inflexión del centro. Se dio a conocer por todo el mundo cumpliendo así su objetivo y fue cuando el colegio fue reconocido internacionalmente, así como la labor docente de mi padre, al que se le otorgó el “Óscar del Sindicato de Enseñanza”.

        El Lope de Vega y el Deporte
       

WhatsApp Image 2021-06-25 at 10.40.02

        Tanto Juan Fuster Zaragoza como María Zaragoza Zaragoza sentían un especial interés por el deporte y, conscientes de las necesidades que en aquel momento tenía Benidorm, construyeron en el Lope de Vega el primer polideportivo que existió en toda la comarca.

WhatsApp Image 2021-06-25 at 10.42.53

        En estas instalaciones se celebraban olimpiadas escolares, campeonatos provinciales de natación, atletismo y cursillos de salvamento y socorrismo. Por todo ello se les entregó la Medalla de Oro al Mérito, otorgada por la Federación Alicantina de Salvamento y Socorrismo y Don Juan fue también nombrado Presidente del Benidorm Club Deportivo. Los reconocimientos iban llegando.

        Las distintas Federaciones han valorado el esfuerzo del Lope de Vega a favor del deporte otorgándole memoriales y torneos con su nombre; la piscina del colegio fue la primera piscina climatizada y cubierta en Benidorm, en dicha piscina han aprendido a nadar muchos niños de la ciudad.

WhatsApp Image 2021-06-25 at 10.36.48

        Vicente Fuster Perez adelanta además que: “Don Juan construyó el primer polideportivo de Benidorm y Comarca. Y continuamos con su misma inquietud, de hecho para el verano del año 2021, el Colegio sigue siendo un referente en eventos deportivos organizado por un colegios a nivel mundial:

        1.- Campeonato de España por Autonomías de Tenis Playa, que se celebrará los días 25-26-27 de junio.

        2.- Torneo Comarcal de fútbol-8 Carmen Pérez González tendrá lugar los días 28-29-30 de junio.

        3.- Memorial de Natación Juan Fuster Zaragoza. Se celebrará del 3l al 3 de julio.

        4.- ITF de Tenis Sub-18 International School Lope de Vega. Se celebrará en la segunda semana de agosto.

        5.- Tenis Europe Sub-14 Juan Fuster Zaragoza. Se desarrollará en la primera semana de septiembre”.

        En este sentido es preciso destacar que la Federación de Natación instituyó el Memorial Juan Fuster Zaragoza de Natación en reconocimiento a la labor hecha por el dueño del colegio por este deporte.

        El próximo 3 de julio se celebra la XXI Edición del Memorial de Natación Juan Fuster Zaragoza en la piscina del colegio, en la actualidad es el único torneo de natación que se celebra en Benidorm y Comarca.

        Por su parte, cada 8 de marzo la comunidad educativa de la Institución Lope de Vega les rinde homenaje con la celebración del Día de los Fundadores a Juan Fuster Zaragoza y María Zaragoza Zaragoza.

        “El día de los fundadores se ha convertido en una fiesta de agradecimiento a los fundadores por el legado dejado para seguir educando y formando a la juventud con valores y servicio a los demás. Celebramos una santa misa en memoria de los fundadores, premiamos el esfuerzo de los alumnos de los dos concursos que tienen el nombre de los fundadores. Realizamos una obra de teatro del hallazgo de la Virgen del Sufragio por los alumnos de quinto de primaria. Y los alumnos hacen valer sus talentos a través de actuaciones. Se ha convertido en la Fiesta del Colegio”, explica Vicente Fuster Pérez.

        A todo este bagaje humano, personal, docente, deportivo y empresarial hay que añadir que Don Juan Fuster es Colegiado de Honor del Ilustre Colegio Oficial de Doctores y Licenciados. El 13 de noviembre de 1985 el Excelentísimo Ayuntamiento de Benidorm dio su nombre a una de las principales vías del municipio. ¿Fue tu padre un profeta en su tierra?: “Don Juan no ha sido un profeta en su tierra, al igual que la Cultura y el Deporte en Benidorm: que dejan mucho que desear para lo que Benidorm se merece, -pero matiza-, “en cambio fue reconocido por sus virtudes humanas y por prestigiar el cargo con ejemplar conducta, fue designado Juez de Paz de Benidorm en Junio de 1965. Por el Presidente de la Excma. Audiencia Territorial de Valencia. En definitiva ha sido más reconocido por instituciones educativas, deportivas, académicas más que las políticas aunque fuera nombrado Concejal de Cultura el Excmo. Ayuntamiento de Benidorm y a que por petición ciudadana le dieron el nombre de una Avenida”.

        Una persona coherente

        “Durante toda su vida ha sido fiel y coherente con su Fe, con su obra.

Sabiendo vivir y transmitir los valores cristianos a través de su persona y su obra, siempre ha estado al servicio de una sociedad más justa, solidaria, tolerante y comprensiva, la pretendió transformar en cátedra de enseñanza y en una continua superación en la enseñanza para hacer un Benidorm más preparado, más humano y más moderno. Además pretendía ser una plataforma a favor de una juventud que ayudase a transformar un mundo con actos de servicio a los demás”, describe su hijo.

        Vicente Fuster Perez describe así a su padre:

        Persona que sólo con su presencia causaba respeto.

        Persona con un gran sentido del humor.

        Persona conciliadora y diplomática.

        Persona idealista.

        Persona con unos grandes valores morales, humanos y cristianos.

        Persona emprendedora y con visión de futuro.

        Persona que se ganaba la confianza de los demás.

        Persona con una gran vocación docente”.

        Y en una sólo frase añade que “en la sonrisa y en la bondad asomaban un corazón bueno y un alma justa”.

        El Legado

        Tras la muerte de Don Juan Fuster Zaragoza su legado pasa a sus hijos. La responsabilidad era inmensa y más teniendo en cuenta la temprana edad a la que fallece el fundador del Lope de Vega. “Murió en 1980 a causa de un accidente cardiovascular que le impide desarrollar a mi padre la labor de gerencia. Una época en la que todos sus hijos éramos menores de edad y todos estudiantes. Tuvo que ser el primogénito quien se hiciera cargo de la gerencia con tan sólo 17 años y compaginaba la gerencia con los estudios, pero a los tres años y ocho meses del accidente falleció mi padre, un 8 de marzo de 1984, a los de 59 años, dejando una viuda y seis hijos con las siguientes edades; 21, 18, 17, 15, 10, 10 años y con muchos problemas de índole laboral y económico, por lo que la única opción en aquel momento fue acogernos a los conciertos educativos para garantizar la continuidad del colegio” recuerda Vicente.

        El segundo cambio la dirección del Lope de Vega tiene lugar en 1997 a causa de la renuncia al concierto educativo del primogénito de los hijos, presenta la baja voluntaria. Y es el momento donde asumo yo, Vicente Fuster Fuster asumo la gerencia”.

        Para Vicente, “las obras hablan por sí solas, hoy el Colegio Internacional Lope de Vega es reconocido por su trayectoria y prestigio a nivel educativo y deportivo. Y está dirigido por la tercera generación de la familia Fuster”, -y adelanta; “ahora recibe el testigo mi hija y nieta de los fundadores, María Fuster Rodríguez, al jubilarse Doña Áurea González Martínez, Directora del Centro durante 42 años. Mi hija asume la Dirección Académica, la Dirección de Gestión (ahora se llama CEO) la asumiré yo, hasta que mi segundo hijo se incorpore: estamos en proceso. Mi situación será de titularidad y CEO”. De hecho, el tipo de liderazgo que seguimos es de co liderazgo, en las dos área: Enseñanza y Gestión”.

        En los años gestión llevada a cabo por Vicente Fuster Fuster en el Lope de Vega ha introducido los siguientes cambios:

        1.- Renuncia al concierto educativo, 1997.

        2.- Reforma integralmente todas sus instalaciones educativas y deportivas del complejo, 2003-2021.

        3.- La creación de un Campus de Verano, 1998.

        4.- La creación de un Club Deportivo, 2010.

        5.- La conversión de la Residencia en un Hotel de dos estrellas,2003.

        6,- La ampliación de la oferta educativa a través de Ciclos Formativos y Enseñanzas Deportivas, 2003-2021.

        7.- Inversión en los mejores proyectos educativos a nivel mundial. (constante cada curso).

        “Desde mi punto de vista, nuestro éxito como empresa familiar ha sido llegar a la tercera generación sabiendo que el 70 por ciento desaparecen de la primera generación a la segunda y un 30 por ciento de éstas lo hacen al pasar de la segunda a la tercera generación. Y de lo que se trata es de permanecer en el tiempo, ya llevamos 65 años educando y gestionando”, concluye diciendo Vicente Fuster Pérez.