El tripartito vilero castiga a muchos ciudadanos afectados por la zona azul sin tarjeta de residentes

PP La Vila

El Partido Popular de La Vila presenta dos mociones para que se modifique la Ordenanza y se pueda contemplar como residentes tanto de zona azul como naranja a aquellos ciudadanos que se ven afectados de lleno por la implantación de este estacionamiento regulado.

No hace ni un mes desde la nueva implantación de la zona azul y naranja en Villajoyosa y la polémica sigue estando presente.

Si primero fueron las quejas porque se doblaron las plazas de estacionamiento regulado de zona azul y se triplicaron las de zona naranja, en esta ocasión el gobierno local no ha tenido a bien contemplar como residentes afectados de este estacionamiento regulado a aquellos vecinos que sí tenían esta condición con el antiguo contrato.

En el anterior contrato se contempló una serie de soluciones para los vecinos que estando empadronas en calles donde no estaba implantada la zona azul por falta de aparcamiento, sí se les consideró como residentes y se les aplicaba una tarifa reducida.

Concretamente, las calles afectadas y que el PP ha propuesto para que sean incorporadas son, en la zona azul, Pizarro, Canalejas, Ciutat de Valencia, Travesía Colón, Hortet, Pal, Soledad, San Agustín, Hort y Calle Colón desde Canalejas hasta Barranquet.

Jaime Lloret, a este respecto, explica que “en su día, los vecinos nos trasladaron la problemática que sufrían a pesar de no estar afectados directamente por el estacionamiento de pago y rectificamos porque entendimos que su reivindicación era razonable”.

“En esta ocasión y con la redacción del nuevo contrato por parte del PSOE, estos vecinos han sido excluidos y a pesar de que sus calles no tienen aparcamientos y muchos de ellos solo pueden usar aparcamientos de la zona azul, no se podrán beneficiar de una tarifa reducida como residente”.

Por otro lado, el PP también hace hincapié en incorporar la figura de residente en las zonas naranjas. “Desde el Ayuntamiento se debe procurar tratar a todos los ciudadanos de la misma manera y no podemos diferenciar en función de si viven en zona turística o en zona comercial”, explica Lloret.

“Siempre hemos considerado que la zona naranja también debería contar con tarifa reducida para residentes afectados. Al igual que ha sucedido con la zona azul, Andreu Verdú ha abandonado a los vecinos que tienen zona naranja en sus calles, a pesar de haber triplicado el número de plazas”.

Las calles que el Partido Popular propone para que sus vecinos empadronados se beneficien por la tarjeta de residente en las zonas naranjas son Av. Mariners de la Vila, Migjorn, Llebeig, Calle Grecia, Irlanda, Italia, Nina y las calles del Casco Histórico no contempladas como residentes en la zona azul.

Por último, Jaime Lloret alerta que “hay que tener muy en cuenta que la duración de este nuevo contrato de zona azul y naranja es para los próximos 6 años y es ahora cuando deben solventarse los posibles errores que se hayan cometido en su redacción”.