Las grandes marcas también eligen Benidorm para los rodajes de sus spots de verano

La Benidorm Film Office da respuesta a las necesidades de las empresas, genera flujos de trabajo y promociona la ciudad

Las grandes marcas también eligen Benidorm para los rodajes de sus spots de verano

Con la grabación días atrás de algunos vídeos musicales y esta semana de un promocional de la ONCE y el spot de una importante multinacional española de la moda, Benidorm sigue consolidándose como plató de rodajes y continúa promocionando la ciudad en el exterior.

El especial atractivo de las playas urbanas de la ciudad es un punto a favor con que pocas ciudades cuentan. Además el equipo técnico y humano de la Benidorm Film Office (BFO), ofrece a los profesionales del sector audiovisual facilidades imprescindibles para agilizar las producciones.

La realización de un rodaje puede requerir la reserva de determinado espacio público (pagando por él la preceptiva tasa), como ha sucedido hoy, en la playa de Levante. Esto puede ocasionar alguna molestia, claro. Sin embargo, merece la pena. Según las estadísticas que maneja la BFO, cada equipo de producción que se desplaza a la ciudad, acoge una media de 20 personas con una estancia de 3 días. Con ello, el sector alojativo acumula pernoctaciones; se dinamizan los de contratación, alquiler, hostelería, cátering, audiovisual y, cómo no, el de la figuración local.

La productora madrileña Harry Kane, con una larga y reconocida trayectoria en el mundo de la producción publicitaria, encargada de la realización y producción del anuncio de la ONCE, y con quien la Film Office y la Fundación Visit Benidorm han colaborado en diversas ocasiones, incide en “el atractivo” de la ciudad para acoger este tipo de producciones a lo que cabe añadir unas “magníficas localizaciones”, la “rapidez” en la gestión de permisos y la predisposición de los departamentos municipales gestionados a través de la BFO.

En Benidorm los profesionales también encuentran los niveles de seguridad que se les exige a las productoras en estos tiempos de pandemia. Por ejemplo, esta mañana, en la reserva de espacio realizada por Harry Kane junto al Paseo de Levante, lo primero que se ha levantado ha sido una carpa Covid-19 en donde se ha tomado la temperatura y proporcionado material sanitario (mascarillas, gel hidroalcohólico…,), al personal de la producción.

La BFO responde a las necesidades de las empresas productoras, permite la generación de flujos de trabajo y la dinamización de la economía local. Como dato a tener en cuenta, el impacto económico de los rodajes que tienen lugar estos días en Benidorm, según se apunta desde la Film Office, “rondará los 35.000 euros” entre alojamientos, alquileres de espacio y contratación de empresas y técnicos. 

Por otro lado, señalan desde la BFO, los rodajes se convierten en un atractivo más de la ciudad. Cuando son en la vía pública, como en este caso. Se acercan muchas personas curiosas que reconocen a actores y artistas en escenas que más tarde verán en la pantalla. Con ello se amplía y mejora el impacto positivo que la ciudad tiene entre vecinos y visitantes.