Las campanas de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción se retiran para dar paso a los trabajos de restauración del campanario

Los trabajos de restauración sustituirán los yugos de las campanas por su estilo antiguo y recuperarán el aspecto histórico de la torre del campanario

Las cuatro campanas de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de la Vila Joiosa serán bajadas hoy, miércoles, del campanario para iniciar el proceso de restauración mediante el que se recuperará el aspecto histórico de la torre del campanario. El descenso ha tenido lugar esta mañana alrededor de las 11:30 horas con la ayuda de una grúa de grandes dimensiones, situada en la Plaza de la Generalitat del municipio vilero.

La restauración de la torre del campanario se trata de la primera actuación recogida dentro del proyecto de restauración global de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Dentro de las fases de restauración del proyecto, la del campanario se considera como urgente. El proyecto contempla la restauración del revestimiento exterior de la torre, el remate final de la torre -donde están los pináculos-, y la restauración de las campanas.

Estas campanas se colocaron después de la Guerra Civil. Ahora se retiran para su restauración y sustituir sus yugos, la parte superior de la campana, por la que tenían las campanas de la Vila antiguamente, recuperando su aspecto antiguo original. También se va a aprovechar para permitir que, además de que las campanas se toquen eléctricamente, se puedan tocar de manera manual. “La Parroquia de la Asunción está realizando un trabajo muy importante por recuperar el campanario y su trabajo empieza por la restauración de las campanas y su forma tradicional de hacerlas sonar”, informan fuentes del museo municipal.

Para la retirada de las campanas, se ha contado con la colaboración y asesoramiento de los campaneros de la Catedral de Valencia de forma activa con la parroquia y con el servicio municipal de Patrimonio Histórico de la Vila Joiosa. La obras de restauración están financiadas por la parroquia, y el parcialmente por el Ayuntamiento de la Vila Joiosa, para las que el Consistorio aporta 50.000 euros.