La Dirección General de Obras Públicas, Transporte y Movilidad comunica la desafección de la N-332 a su paso por Altea

La Dirección General de Obras Públicas, Transporte y Movilidad comunica la desafección de la N-332 a su paso por Altea

El Alcalde de Altea, Jaume Llinares, anuncia la firma de la desafección de la N-332, a su paso por el casco urbano de Altea, por parte del ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos. El paso definitivo para que Altea cuente en un futuro con un nuevo espacio de ámbito local y para el que el Ayuntamiento plantea su reconversión en un bulevar.

“Una vez autorizada la cesión por parte del Ministerio, sólo queda la firma de convenio entre éste y el Ayuntamiento para que se materialice dicha desafección”; ha explicado el Alcalde, quien ha recordado que la autorización por parte del Ayuntamiento era aprobada por unanimidad en Pleno en octubre del año pasado y trasladada al Ministerio.

“He pedido que además del acto de firma del convenio, mantengamos una reunión de trabajo para facilitarle al Ministerio un listado de mejoras que nos gustaría que fuesen ejecutadas antes de que la carretera pase a ser de ámbito local”, ha apuntado Jaume Llinares. “De hecho, alguna de las mejoras ya las habíamos puesto en conocimiento de la Dirección Territorial del Ministerio”; ha matizado el primer edil.

Este cambio en el uso de la N-332 comportará que se puedan aplicar medidas de futuro como la reconversión del vial en un bulevar y cuyo acceso al municipio sea cada vez más amable. “La idea que tenemos, de que desde la Olla hasta Altea se pueda acceder con un paseo, está ahora más cerca”; ha declarado Llinares, quien ha calificado la noticia de muy positiva.

El Alcalde ha incidido en que “la liberalización de la AP-7, hace algo más de un año, implica que el tráfico rápido pueda circular de forma gratuita por esa vía sin pasar por el centro de Altea. Además de que ha solucionado en parte el gran atasco de tráfico que en determinados meses del año se producía en el centro de Altea.  Esta liberalización, sumada a la desafección de la N-332 a su paso por Altea, nos va a permitir planificar el modelo de municipio que queremos  y abre posibilidades de futuro para el Ayuntamiento y para los ciudadanos porque ahora ya tenemos las herramientas para poderlo hacer”.

Jaume Llinares ha concluido mostrando ilusión por “pensar en soluciones a un problema que teníamos como el del tráfico y también en redactar un proyecto que humanice la zona convirtiendo la N-332 en una calle de nuestro pueblo a disposición de la ciudadanía”.