El Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi ha renovado la concesión de gestión del Faro del Albir

La gestión de la concesión del faro de l’Albir, seguirá siendo responsabilidad para el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi hasta 2026 según aprobó recientemente el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Alicante, que en 2011 renovó esta concesión en favor del Consistorio que se comprometió a rehabilitar este edificio para su uso con fines culturales y medioambientales sin dejar de mantener su uso principal como señal de ayuda a la navegación.

La última renovación de la concesión fue por 10 años y finalizaban en en abril de 2021. El Ayuntamiento, tras la aprobación en pleno, solicitó una prórroga de cinco años con la que se comprometía, tal y como prevé la ley de Puertos, realizar una inversión proporcional al plazo y valor de la ampliación solicitada . Así que propuso colocar una instalación de energía solar fotovoltaica que dará suministro eléctrico a todo el edificio, con una inversión cercana a 20.000 euros.

El edificio del faro de l’Albir fue rehabilitado en 2011. El original databa de 1863 y ahora es un Centro de Interpretación con bandera azul, en el que se recogen aspectos ambientales, del Parque Natural de Serra Gelada; y culturales, como la vida de los antiguos fareros y su importancia en la navegación. Este faro es uno de los lugares más visitados gracias a la ruta que lleva hasta este símbolo alfasino.

La Ruta del Faro del Albir es una sencilla ruta, apta para toda la familia, en la que se puede disfrutar de unas preciosas vistas que unen mar y montaña, un recorrido en pleno Parque Natural de la Serra Gelada muy sencillo de realizar y que valdrá la pena vuestra visita a la zona si tan solo os acercáis a conocer este recorrido.

En poco más de 5 kilómetros se puede disfrutar de acantilados al Mar Mediterráneo; divisar todo el litoral del Albir , Altea o en las distancia el Peñón de Ifach de Calpe y acceder a diversas calas como la Cala del Metge; pasar por un túnel; ver las vistas que ofrecen varios, y espectaculares, miradores; conocer una antigua mina de ocre; hasta llegar al Centro de Interpretación el Faro Albir.