Bridges to the Sea, campeón de las 200 Millas A2 de Altea

Bridges to the Sea, campeón de las 200 Millas A2 de Altea
La embarcación “Bridges to the Sea” del CN Altea, tripulada por Carlos Olsson junto a Felip Moll, se han proclamado campeones en la 35 edición de la Regata de Invierno 200 millas a2 del Club Náutico de Altea.

Las 200 millas a2, organizadas por el Club Náutico de Altea, daban el pistoletazo de salida este pasado viernes 5 de marzo. La flota de cruceros a dos tripulantes con 37 barcos inscritos recorrería las 200 millas que separan Altea de Ibiza con una previsión meteorológica de poco viento.

Bridges to the Sea se ha proclamado campeón absoluto, siendo la segunda vez que participa en esta regata considerada como la más complicada, dura y difícil del Mediterráneo y que es clasificatoria para la Copa de España de Cruceros A2.

La salida se produjo este pasado viernes a las 12.00 horas, el viento soplaba de noreste con una intensidad de 8 nudos lo que permitió una salida espectacular con una flota muy concentrada durante el tramo inicial de la regata que siguió navegando de levante con una buena presión de viento y encabezada por un grupo muy concentrado de 16 barcos, entre los 4 y los 7 nudos de velocidad.

Durante las dos primeras horas de la regata, el Brujo (RCN Valencia) y el DKategoria (Valencia Mar/RCN Valencia), dos de las embarcaciones más grandes, se posicionaban en cabeza a una velocidad media de 7 nudos, seguidas del Hydra (CN Balis) y el Limbo (CN Altea).

La dirección del viento en el trayecto Altea-Ibiza hizo que Carlos Olsson y Felip Moll (Bridges to the Sea) tomarán rumbo de ceñida, siendo un rumbo no favorable para el Pogo 2 ya que no está diseñado para esas condiciones y es como más sufre, lo que les hizo llegar prácticamente últimos a Ibiza.

Ya en las inmediaciones de Ibiza, la flota de las 200 Millas A2 se encontró con una encalmada importante en la primera noche de la travesía, produciéndose el efecto acordeón, por lo que la flota se reagrupó y se podría decir que la regata se inició de nuevo. No obstante, las condiciones cambiaron y les permitieron navegar de vuelta durante todo el día.

Olsson y Moll (Bridges to the Sea) fueron capaces de aprovechar la calma posicionándose lo más cerca posible de la siguiente transición, cuya táctica es muy usada en las regatas de la Classe Mini en el mediterráneo, permitiéndoles avanzar poco a poco a favor de la corriente prevista en la reunión de patrones y alejarse lo más posible de la zona de calma.

Tras obtenerse los tiempos compensados Bridges to the Sea, del CN Altea, se hizo con el triunfo final absoluto y, con ello, sus tripulantes se llevarán de premio los dos lingotes de plata de 1kg cada uno.

En la clasificación combinada, el segundo puesto ha sido para el Maverta, del RCN Torrevieja, tripulado por Jose Ballester y Andrés Manresa. En tercera posición se ha clasificado El Carmén – Elite Sails de José Coello y Pablo García (RCR Cartagena).

Por quinto año consecutivo el Club Náutico de Altea ha puesto en juego el Trofeo por Clubes, que premia el equipo que menor puntuación obtenga tras la suma de los puntos de las tres embarcaciones que consigan la mejor clasificación, y en esta 35 edición vuelve de nuevo al equipo del CN Altea tras una lucha que estuvo reñida con el Maverta, Trabuco y Slick del RCN Torrevieja, en la que finalmente se impusieron las embarcaciones del Club Náutico de Altea en primera (Bridges to the Sea), quinta (Marina Seis) y octava posición (Aquasonic).

Un reconocimiento más ha entregado el Club Náutico de Altea en esta regata a la primera tripulación mixta, la embarcación Slick de Nerea Goikoetxea y Juan López que han quedado en decimosexta posición.

Se cierra así una edición más de las 200 millas a2 de Altea, una regata referente en el mundo de la vela que ha puesto a prueba a más de 2000 regatistas bajo las más duras condiciones del invierno en el Mediterráneo desde que comenzó en el año 1987.