L’Alfàs del Pi preparada para recibir turismo

En un municipio saludable como l’Alfàs del Pi, que dispone de un extenso parque natural de mar y montaña, no se puede por menos que proponer actividades saludables, a la vez que atractivas para sus visitantes, y ante la inminente apertura de todas las actividades económicas en l’Alfàs del Pi proponemos, a nuestros visitantes y aficionados al senderismo, visitas a Sierra Helada para hacer alguna de las Rutas de la Sierra que se alza abruptamente sobre las planas de Benidorm, l’Alfàs del Pi y Altea.

La primera de las rutas aconsejables para todo tipo de senderistas es la Ruta del Faro. Un sendero asfaltado transitable, incluso para sillas de ruedas. Sus 2,4 Km, su fácil trazado, y sus paisajes lo convierten en uno de los más, visitado de la Comunidad Valenciana.

Dispone de un parking al inicio de la ruta que transcurre por una pista asfaltada hacia el túnel del camino, no obstante antes de llegar, y a mano izquierda hay un mirador circular que nos muestra una magnífica perspectiva de toda la bahía de Altea y el resto de las espectaculares montañas que envuelven este rincón de la Marina Baixa.

La segunda propuesta o 2º Itinerario es a travesías de Serra Gelada , un recorrido de 6,5 km con una duración estimada de entre 3 y 4 horas y considerado de dificultad moderada / alta . La ausencia de fuentes en el recorrido impone llevar bebida en abundancia. La ruta tiene fuertes pendientes de subida y bajada, que podemos evitar tomando ramales que mantienen la cota.

La tercera actividad podría se escalada en la Via Ferrata de la cantera dentro del Parque Natural de la Serra Gelada donde existen otros tres sectores de escalada autorizados en el medio natural en término municipal de Benidorm.

Otras actividades o atractivos del municipio pueden ser la visita al museo Villa Romana del Albir, donde poder descubrir como vivieron los Romanos que se establecieron en la costa levantina o la visita al Moli de Manec que nos muestra como vivían a principios de siglo XX los habitantes de l’Alfàs del Pi cuya economía dependía en parte de la actividad de los molinos.

Todos estos atractivos junto a la extensa oferta de alojamiento y restauración hacen de l’Alfàs del Pi un destino adecuado para los que buscan destinos saludables y tranquilos para sus estancias de fin de semana.