La Concejalia de Sanidad de l’ Alfas apela a la responsabilidad de la poblacion para evitar un repunte de la pandemia de COVID-19

fachada ayuntamiento

La Concejalía de Sanidad del Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi realiza un llamamiento a la población para que cumplan con las medidas preventivas y de restricción decretadas por las autoridades sanitarias para evitar un repunte de la pandemia de COVID-19. Un llamamiento que lanza tras conocer las últimas cifras facilitadas por la Conselleria de Sanitat, en las que se refleja un incremento de brotes de origen social en el Departamento de Salud de la Marina Baixa.

La Comunitat Valenciana ha registrado 1.691 nuevos casos de coronavirus confirmados por prueba PCR o a través de test de antígenos desde la última actualización del sábado 26 de diciembre, que sitúan la cifra total de positivos en 139.167 personas.

Por provincias, la distribución de nuevos positivos es la siguiente: 142 en Castellón (15.092 en total), 596 en Alicante (45.980 en total) y 953 en la provincia de Valencia (77.130 en total).

La edil de Sanidad de l’Alfàs, Marisa Cortés, ha querido lanzar un mensaje claro y contundente. “Apelamos a la responsabilidad de toda la población y les pedimos que no se relajen, que sigan cumpliendo las medidas de seguridad, porque sólo así podremos mantener a raya las transmisiones del virus y evitar que se multipliquen los temidos rebrotes”, ha declarado.

Desde la concejalía de Sanidad se recuerda a la población que siguen en vigor las restricciones de movimiento en toda la Comunitat Valenciana. Solo se permiten los desplazamientos adecuadamente justificados, como el regreso a la residencia habitual, y se prohíben los viajes para visitar a familiares o personas allegadas.

Además, las reuniones sociales y familiares, tanto en espacios públicos como privados, “se limitan a un máximo de seis personas, restringidas a dos grupos de convivencia y sin ninguna excepción por Navidad”, ha subrayado la concejala.

También se limita la circulación en horario nocturno, entre las once de la noche y las seis de la mañana, salvo la noche del 31 de diciembre, Nochevieja, en la que la restricción de movilidad comenzará a las doce de la noche.

Marisa Cortés ha instado a la ciudadanía a cumplir las normas, apelando a la prudencia y a la responsabilidad de toda la población. La concejala ha recordado que sigue en marcha el dispositivo de vigilancia especial de los locales de ocio y restauración, con la intención de velar por el cumplimiento de la normativa y evitar un repunte de la COVID-19 en el municipio. “No hay que bajar la guardia. El virus sigue estando muy presente y la mayoría de brotes que se están produciendo en el Departamento de Salud de la Marina Baixa son de origen social, por lo que hay que ser responsables y cumplir las normas. Sólo así podremos combatir la propagación del virus”, ha apostillado.