Benidorm aportará 106.000 euros a entidades sociales y parroquias para reforzar la atención a personas en situación de vulnerabilidad

Con esta ayuda, orientada a la adquisición de productos frescos, son ya 3,5 millones de euros movilizados para atender necesidades sociales derivadas de la pandemia

Benidorm aportará 106.000 euros a entidades sociales y parroquias para reforzar la atención a personas en situación de vulnerabilidad

El Ayuntamiento de Benidorm va a entregar 106.000 euros a diversas parroquias y entidades sociales de la ciudad que “están colaborando en el reparto de comida del Banco de Alimentos” para atender “la necesidad de ofrecer comida fresca a las personas en situación de vulnerabilidad”, complementando así “la acción y atención que realiza la Concejalía de Bienestar Social”, que dirige Ángela Llorca. Así lo ha comunicado hoy el alcalde, Toni Pérez, que ha explicado que “el próximo lunes, 30 de noviembre, la Junta de Gobierno Local (JGL) va a aprobar la suscripción de convenios con estas entidades sociales”.

Toni Pérez ha recordado que “dentro de las diversas acciones emprendidas desde el mes de marzo para atender las necesidades derivadas de la Covid-19, el Ayuntamiento puso en marcha un programa de ayudas de la mano de las parroquias de Benidorm para ampliar el radio de atención a las personas en situación de vulnerabilidad y complementar la acción y recursos de la Concejalía”.

Concretamente, “entre los meses de abril y junio se firmaron convenios con Cáritas de las diferentes parroquias de Benidorm por un importe global de 82.500 euros”; cuantía a la que se suman los 106.000 euros que se harán efectivos en los próximos días y que “se van a destinar a la adquisición de productos no perecederos, frescos, y de primera necesidad”. En este punto, ha aclarado que el reparto habitual de alimentos contempla “productos no perecederos” y por ello esta aportación extraordinaria va dirigida a la compra de alimentos frescos”.

Según ha detallado el alcalde, “estos fondos se han modulado en función de las consideraciones trasladas por las diferentes parroquias y entidades”, y se van a distribuir del siguiente modo: Cruz Roja: 30.000 euros; Solidaridad Benidorm: 12.000 euros; Cáritas de la parroquia de San Francisco, 4.000 euros; y 12.000 euros para los Cáritas de las parroquias de Sant Jaume i Santa Ana, El Carmen, Buen Pastor, La Almudena y Virgen del Mar. Entre todas estas entidades atienden a alrededor de 2.400 personas.

Toni Pérez incidido en que “desde que se inició la pandemia, la atención a las personas fue una prioridad para este Ayuntamiento, a sabiendas de que la crisis sanitaria iba a derivar en una crisis social y económica de importantes consecuencias”. En este punto, el alcalde ha destacado “la gran tarea desarrollada por la Concejalía de Bienestar Social”, que en los últimos siete meses “sólo para atender necesidades extraordinarias vinculadas a la pandemia, ha movilizado y gestionado 633.500 euros” entre: vales de comida para la adquisición de productos frescos y/o de 1ª necesidad en supermercados de la cuidad -100.000 euros-; PEI’s (Prestaciones Económicas Individuales) por Covid -250.000 euros-; servicio a domicilio de alimentación para personas en riesgo durante el confinamiento -15.000 euros-; albergue para personas sin hogar -80.000 euros-; y convenios con parroquias y entidades sociales para la atención a personas en situación de vulnerabilidad -188.500 euros, incluido el importe que se aprobará el lunes-.

Además de las actuaciones y ayudas coordinadas por Bienestar Social, el alcalde se ha referido también a otros programas desarrollados por el Ayuntamiento como ‘Menjadors a casa’, que supuso una inversión de 323.400 euros; así como a las ayudas municipales a las familias, con las que se van a alcanzar los 2,4 millones de euros.

De este modo, “el Ayuntamiento ha gestionado, movilizado y puesto a disposición de la ciudadanía cerca de 3,5 millones de euros para atender necesidades extraordinarias vinculadas a la pandemia”. De ello, “1,4 millones de euros correspondían al 20% del superávit municipal que el Gobierno de España permitió a las entidades locales destinar a este tipo de gastos; mientras que los dos millones restantes proceden de recursos propios del presupuesto de 2020 que se han detraído de inversiones y del gasto corriente, o de la generosidad del Consejo Vecinal que destinó a la atención social el dinero previsto en el Presupuesto Participativo”.