La Guardia Civil desmantela una plantación de marihuana ubicada en un chalet de lujo de Altea

La Guardia Civil desmantela una plantación de marihuana ubicada en un chalet de lujo de Altea

La Guardia Civil ha detenido a dos personas por ser las presuntas autoras de un delito contra la salud pública (por cultivo de marihuana) y otro de defraudación de fluido eléctrico.

La operación comenzó el pasado mes de mayo de 2020, de la mano del Área de Investigación de la Guardia Civil de Altea, al tener conocimiento de la posible existencia de una plantación de marihuana indoor, que estaría ubicada en una vivienda de dicha localidad, en una zona aislada del centro urbano, consiguiendo así no levantar sospechas entre los vecinos.

Tras diversas gestiones de averiguación, los agentes consiguieron identificar el domicilio en cuestión, siendo éste un chalet de lujo, ubicado en la sierra de Altea.

Los agentes procedieron a la entrada y registro del mismo, hallando en el sótano un secadero con 545 plantas de marihuana. Dichas plantas pertenecen a una variedad muy específica, que se caracteriza por tener un mayor número de cogollos que la planta habitual y muy pocas hojas, por lo que su cultivo resulta más productivo y mucho más beneficioso, económicamente, para quien la cultiva.

En el interior de la vivienda, también se encontraron tarros con 2 kg de cogollos de esta clase de marihuana, al objeto de ser probado o mostrado a potenciales compradores.

El valor total de la droga intervenida habría podido alcanzar en el mercado el precio estimado de casi 87.000 euros.

Además de la sustancia estupefaciente, los agentes han intervenido una avanzada instalación, compuesta por complejos equipos eléctricos y electrónicos, empleados para el óptimo crecimiento y la floración de la plantación. Se estima el valor de dicha instalación en unos 50.000 euros.

Al delito contra la salud pública se suma el de defraudación de fluido eléctrico, siendo la potencia defraudada, tras enganchar ilegalmente la vivienda a la red eléctrica, de unos 50.000 watios de potencia, una cantidad considerablemente superior a la de un hogar doméstico.

Los detenidos, dos hombres de 35 y 27 años, de nacionalidad holandesa, ya han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de los de Benidorm, quedando en libertad con cargos, a la espera de juicio.

El destino de estos cogollos de marihuana podría ser, precisamente, su transporte al país de origen de los detenidos ya que, el precio de la marihuana en este país europeo se multiplica hasta por 3, comparado con el precio de venta en España.

Fuente: Radio 4G Benidorm