Con la obra ‘Segaremos ortigas con los tacones’ finalizó en l’Alfàs la jornada sobre la trata de seres humanos

El Auditorio de la Casa de Cultura de l´Alfàs acogió en la noche del pasado miércoles la representación de la obra ‘Segaremos ortigas con los tacones’, de la Compañía Teatro del Contrahecho.

Una reflexión sobre la mujer, el feminismo, la prostitución y el machismo con la que se puso punto final a la Jornada sobre la trata de seres humanos con fines de explotación sexual organizada por las concejalías de Igualdad, Cooperación y Voluntariado de l’Alfàs del Pi con motivo de la conmemoración del Día Internacional contra la Trata y la Explotación Sexual de Mujeres y Niñas.

La obra, dirigida por Marcos Luis Hernando e Idoya Rossi, presenta personajes arrinconados al borde de una carretera. Un texto atrevido y transgresor para cuatro mujeres atadas a una cruda realidad. El espectador descubre sus esperanzas, sueños, costumbres, irritaciones y ve todas sus caras: el amor o su negación, la impotencia, la ternura, rabia, dolor y humor en cuatro historias entrelazadas por la figura del putero.

Con esta obra, protagonizada por Laura Sanchis, Pilu Fontán, Alberto Baño e Isabel Martí, lo que se pretende es visibilizar una parte de la sociedad que suele ser invisible, partiendo de la realidad de estas mujeres con una propuesta que incluye diversos puntos de vista y voces que viajan en diferentes direcciones.

El Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi ha querido conmemorar este año el Día Internacional contra la Trata y la Explotación Sexual de Mujeres y Niñas organizando una jornada formativa dirigida a profesionales sanitarios, asociaciones especializadas, instituciones y representantes de las fuerzas de seguridad del Estado. Una iniciativa que ha partido de las concejalías de Igualdad, Cooperación y Voluntariado que dirigen las ediles Rocío Guijarro e Isabel Muñoz.

La trata y la explotación sexual son delitos graves que desintegran las vidas de las personas. Es deber de las administraciones públicas terminar con esta forma de esclavitud como sociedad, con medidas eficaces que protejan a las víctimas y persigan a las mafias que se lucran a través del sufrimiento ajeno.