Últimos preparativos para la ampliación del Museo de la Villa Romana de l’Albir

Finalizada la excavación y musealización de las estructuras situadas al sur de las termas, sectores II y IV de la Villa Romana de l’Albir, un proyecto enmarcado, junto a la rehabilitación del Molí de Mànec, dentro del Plan de Recuperación del Patrimonio Local dotado con una inversión de 500.000 euros, el alcalde de l’Alfàs del Pi, Vicente Arques, junto a Jaime Molina, catedrático de Historia Antigua de la Universidad de Alicante, numerosos miembros del Gobierno y la arqueóloga municipal, ha visitado el Museo al Aire Libre pocos días antes de la ampliación de su recorrido visitable.

Los trabajos han sufrido un retraso provocado por la pandemia de la covid-19, lo que no ha impedido llevar a buen termino el proyecto tras una prórroga. Los resultados, ha anunciado el alcalde de l’Alfàs, podrán verse muy pronto, de hecho ahora se realizan los preparativos para que sea así. Sí ha avanzado Arques, tras poder comprobarlo in situ, que ha sido una excavación “muy fructífera. Se ha encontrado un patio con las habitaciones tras las termas y pIezas muy valiosas desde la perspectiva científica y patrimonial, que vienen a despejar muchas dudas respecto a la Villa además de permitir abrir al público gran parte del yacimiento”.

Una inversión cofinanciada por el consistorio alfasino y la Generalitat Valenciana, a través del Programa Operativo FEDER 2014-2020 para la conservación y recuperación de bienes culturales y patrimoniales. Finalizada la excavación, se prepara la musealización de los sectores II y IV de la Villa Romana de l’Albir, siguiendo la estrategia territorial puesta en marcha en 2011 por el equipo de Gobierno de Vicente Arques basada en la protección y divulgación del patrimonio, “dos conceptos fundamentales en los que se basa la labor que se está realizando en la Villa Romana de l’Albir, unida al compromiso de seguir trabajando en la misma dirección”, y así generar recursos económicos.

En 1979 unas obras próximas a la playa de l’Albir sacaron a la luz los restos óseos de un enterramiento de época romana. Durante los años ochenta y noventa del siglo XX las excavaciones arqueológicas descubrieron un yacimiento de una gran riqueza patrimonial y científica formado por una extensa necrópolis, un mausoleo y una villa. Todo el conjunto se ha datado entre los siglos IV a VII d.C. En 2008 el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, en colaboración con la Universidad de Alicante, retomó los trabajos arqueológicos con el fin de recuperar uno de los yacimientos más significativos de la provincia de Alicante. Esta apuesta por el patrimonio arqueológico del municipio ha dado sus frutos con el reconocimiento, por parte de la Generalitat Valenciana, de ser el primer Museo al Aire Libre de la Comunidad Valenciana, inaugurado en marzo de 2011. Desde su apertura, se han ido ampliando de manera progresiva por fases, con nuevos recursos didácticos, como una maqueta táctil que permite a los invidentes descubrir el yacimiento, una Sala de Audiovisuales en la que se exponen piezas de relevante valor, o una guía interactiva de realidad aumentada, desarrollada conjuntamente por la Universidad de Alicante y el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi. Una aplicación para iPad que por primera vez se ha implantado con éxito en un Museo al Aire Libre y permite la visualización virtual en 3D del conjunto de las termas desde el mismo yacimiento. La guía ofrece al visitante visualizar la arquitectura original de las termas sobre los restos arqueológicos, en un recorrido que permite comprender el funcionamiento de cada una de las partes de las termas. Un Museo que crece de manera progresiva. En 2015 se amplió el recorrido visitable hasta uno de los edificios principales de la villa, una estancia absidiada bastante grande denominada oecus, y ahora continúa con la zona residencial donde el dominus tenía sus estancias y celebraba los banquetes.