L’Alfàs celebra este viernes la fiesta de ‘Les Copletes’ sin danzas y con medidas anticovid

‘Les Copletes a la Verge dels Dolors’, una de las exaltaciones festeras más antiguas de toda la Marina Baixa, se celebra este viernes 11 de septiembre a las 21.30 horas en la Plaza Mayor, un acto al aire libre con todas las medidas sanitarias anticovid. Distancia física, uso obligado de gel hidroalcohólico y mascarilla. Dadas las circunstancias, puntualiza el concejal de Fiestas del Ayuntamiento de l’Alfàs, Oscar Pérez, no se bailarán las tradicionales danzas ni tendrá lugar la degustación de productos típicos al finalizar los romances y coplas.

Una fiesta ancestral, que se perdió durante la posguerra. Silenciada durante décadas, se recuperó en 1987, y desde las concejalías de Fiestas y Cultura se mantiene el compromiso de salvaguardar, para el conocimiento y divulgación a las generaciones futuras de las costumbres e historia local. “En definitiva lo que se pretende es evitar la destrucción del patrimonio cultural, ya que forma parte de nuestro legado, nuestra cultura social y por tanto estamos obligados a proteger”, apostilla el edil.

Este viernes 11 de septiembre a las 21.30 horas volverán a sonar en la Plaza Mayor las plegarias a la Verge del Dolors, interpretadas por los cantores, coplas difíciles de ejecutar, que nos remontan años atrás cuando el municipio vivía de la agricultura y agradecía de esta manera las cosechas recogidas durante el verano. El romance y las coplas se han conservado escritos a mano en un folio, lo que ha permitido que la tradición pasase de generación en generación y se mantenga.

Pepe Aznar y Ximo Ródenas serán los encargados de abrir el acto y recitar el romance. A continuación interpretarán les copletes: Marisa Cortés, Gabriel Such, Gerard Tomás, Pepe Aznar, Juan Antonio Pérez, Ximo Ródenas y Mayte Pérez. La parte musical a cargo de Paco ‘Bessó’ –xirimita– y Manuel Pérez Pizarro–tabalet–

‘Les Copletes a la Verge dels Dolors’ arrancan con un poema introductorio o romance, al que siguen 49 coplas, que relatan cada uno de los 7 dolores de la Virgen.

Finalizado el canto, este año no se ejecutarán las tradicionales danzas cumpliendo con las medidas sanitarias anticovid y tampoco tendrá lugar la degustación de productos típicos de la tierra, dulces y mistela. En cualquier caso y dado su interés social, el concejal de Fiestas ha animado a la ciudadanía a acudir a la Plaza Mayor y conocer una de las manifestaciones culturales más antiguas del municipio.