El Ayuntamiento de Benidorm licita de forma totalmente electrónica el servicio integral de mobiliario urbano

La próxima semana se producirá la apertura de sobres cifrados y se adjudicará el servicio por una década

Benidorm licita de forma totalmente electrónica el servicio integral de mobiliario urbano

El Ayuntamiento de Benidorm está ya tramitando el contrato del servicio integral de mobiliario público, “el primero que se licita totalmente de forma electrónica”, según ha indicado la concejala de Contratación, Aida García Mayor. La edil ha explicado que “esta fórmula electrónica supone la supresión de la documentación en papel, cuyo volumen suele ser muy importante en los expedientes de contratación de envergadura como el de mobiliario urbano, que tiene un valor estimado de 9 millones de euros y una duración de 10 años”.

Según ha detallado García Mayor, “en los procesos de licitación electrónica los sobres cifrados sustituye a los habituales sobres físicos en los que las empresas presentan su oferta para optar al contrato”. Unos sobres, ha precisado, que “se abrirán la próxima semana”.

Con este nuevo contrato de instalación, mantenimiento y explotación comercial del mobiliario urbano, cuyos pliegos se aprobaron en pleno a finales de junio, “vamos a impulsar la instalación y mantenimiento de elementos tecnológicos” que permitirán a la ciudad cumplir con lo recogido en el Plan Director del Destino Turístico Inteligente (DTI), en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), y en el Plan de Acción de Energía Sostenible (PAES); así como avanzar en la implantación del proyecto ‘Benidorm, Destino Turístico Inteligente y Sostenible’.

García Mayor ha recordado que “se trata de un contrato muy ambicioso”, “elaborado por los técnicos municipales” y que va a suponer “un salto de calidad muy importante para Benidorm en lo relativo a nuevas tecnologías y en términos de imagen y modernización”.

El contrato se va a licitar por un periodo de 10 años y prevé una inversión de al menos 1,5 millones de euros, que la empresa adjudicataria deberá materializar esa inversión durante el primer año de concesión. Además, anualmente el Ayuntamiento percibirá un canon fijo de al menos 150.000 euros, y un importe anual destinado a inversiones por la explotación de elementos comerciales a partir de 131.000 euros.

Al margen de la instalación, conservación y mantenimiento del mobiliario actual –entre el que se incluye la rotulación de calles, marquesinas o muppis-, el nuevo contrato recoge también la explotación, gestión de contenidos y conservación de elementos singulares ya implantados o en proceso de implantación de marcado carácter tecnológico como el ‘tecnohito’ previsto en la avenida del Mediterráneo, las ‘tecnoparadas’, tótems digitales, sensores ambientales, estaciones meteorológicas, puntos de acceso Wifi, puntos de recarga de vehículos y telescopios.