La Concejalía de Turismo trabaja para aumentar la promoción del enoturismo en L’Alfás del Pi

L’Alfàs del Pi , que forma parte del consejo regulador de la Denominación de Origen de la Rutas del Vino, que está promoviendo actividades encaminadas en dar a conocer la amplia gama de diferentes experiencias para descubrir a través de sus vinos y bajo el nombre de “la otra cara del Mediterráneo”, se esta preparando para abrirse a un turismo diferente que nace proponiendo nuevas experiencias a través del vino y la gastronomía.

En la actualidad, la Asociación Española de Ciudades del Vino , dependiente del Gobierno de España, reconoce 31 rutas oficiales asociadas al enoturismo en nuestro país, dos de ellas, Alicante y Utiel-Requena, están en suelo valenciano. Recorrerlas a fondo para descubrirlas, es una opción viajera nada desdeñable en tiempos de pandemia. La estancia en núcleos reducidos de población, el paseo al aire libre por entornos naturales de las bodegas, o de lugares como el Parc Natural Serra Gelada junto a las catas dinámicas y los maridajes en espacios abiertos, las veladas en casas rurales lejos del turismo masivo y la experiencia exclusiva que lleva aparejada cada actividad programada son solo algunos de los alicientes de una modalidad de ocio que cada año crece más y que solo en 2019 generó un impacto económico a nivel nacional de 85,5 millones de euros, casi un 6% más que el ejercicio anterior.

Por esta razón la Concejalía de Turismo no ha dudado desde el principio de la legislatura en formar parte del Consejo regulador de las Rutas del Vino de Alicante que tiene el objetivo de dar a conocer paisajes de Alicante a través de los vinos por comarcas como el Vinalopó, al sur con bodegas en Algueña, Monóvar, Novelda, Petrer, Pinoso, Salinas, Villena y Elche y la Marinas Alta y Baja con productores de excelentes vinos en Alcalalí, Benissa, Senija, Llíber, Benigembla, Parcent, Castell de Castells, Murla, Parcent, Xaló, y l’Alfàs del Pi, ambas diferenciadas pero unidas por un mismo símbolo, y por las experiencias que sugieren los excelentes vinos de la provincia de Alicante.

Los meses de agosto, septiembre y octubre son, históricamente, los de mayor presencia de enoturistas en las Rutas del Vino. Si además tenemos en cuenta el dato de que el 74,7% de los que eligen esta modalidad de ocio son españoles, cualquiera puede llegar a la conclusión que el tránsito por cada una de las tres vías vitivinícolas de la región son una apuesta segura y de proximidad.