Los Taxis de l’Alfàs estudian regular la uniformidad en el sector

Javier Mora, presidente de la Asociación Local de Taxistas, ha mantenido más de un encuentro con el concejal de Movilidad del Ayuntamiento de l’Alfàs, Toni Such, para abordar junto a la Administración la revisión de la ordenanza del taxi, donde se regulen pautas comunes de vestimenta. No se trataría de un uniforme tal cual, explica Such, pero sí establecer un patrón de cómo deben vestir los conductores para mejorar su imagen, y aumentar la competitividad del sector. Como es lógico hay diferentes opiniones, y la intención es celebrar cuantas reuniones sean necesarias, para cerrar un acuerdo entre todos los implicados cuanto antes, que permita aprobar un modelo que unifique todos los criterios barajados.

Los 22 miembros de la Asociación de Taxistas de l’Alfàs del Pi y de l’Albir están inmersos desde hace ya meses en la renovación, y modernización de la flota de vehículos, en su mayoría automóviles híbridos que reducen las emisiones CO2, y por tanto son más respetuosos con el medio ambiente. El uso de las nuevas tecnologías facilita la solicitud de un taxi en el municipio, con una aplicación app para teléfonos móviles “pidetaxi”, que permite a los usuarios pedir un taxi en su zona sin tener que llamar por teléfono. Detalles importantes destacados por el concejal de Movilidad, Toni Such, y que demuestran el compromiso constante del sector con la comunidad. Pedir un taxi en cualquier momento del día resulta tan sencillo como seguro. Basta con descargarse la aplicación directamente o llamar al teléfono de la plataforma “pidetaxi” y solicitar el servicio: el 96.585.61.01, donde el usuario será atendido por una teleoperadora, y podrá conseguir la app gratuita para teléfonos móviles de la asociación. El taxista más cercano localizará la ubicación exacta del solicitante por geolocalización y acudirá de forma inmediata.

Los taxis, un sector que también se ha visto afectado de manera especial por la pandemia del Covid-19, y no quiere bajar la guardia y continúa apostando por mejorar el servicio a la ciudadanía, algo que se recogerá en la nueva ordenanza, para garantizar la calidad del servicio, refrendada por el Ayuntamiento equiparable a las grandes plataformas, Uber o Cabify. El siguiente paso introducirá la uniformidad en el sector, lo que se traducirá en una imagen más profesional al volante, y generará más confianza al usuario.