Toni Pérez participa en el Encuentro Ágora recordando el acuerdo de la FEMP por un Pacto Nacional por el Turismo que favorezca la sostenibilidad económica del tejido empresarial en el marco de los ODS

El Alcalde de Benidorm ha compartido panel con el director ejecutivo de la Organización Mundial de Turismo y otros expertos

Toni Pérez participa en el Encuentro Ágora recordando elacuerdo de la FEMP por un Pacto Nacional por el Turismo que favorezca la sostenibilidad econ

El Encuentro Ágora que sobre Turismo y Desarrollo Sostenible se ha celebrado esta mañana de forma telemática ha contado con cinco panelistas para analizar el Turismo, su sostenibilidad y su competitividad, coincidiendo con el impacto de la Covid19.

Helena Ancos, directora de Ansari, ha moderado un debate de enfoque consultivo y visión de futuro en el que han participado el director ejecutivo de la Organización Mundial del Turismo, Manuel Butler; el que fuera responsable y coordinador del Programa Europeo de Responsabilidad Social, Pedro Ortún; el alcalde de Benidorm, Toni Pérez; el director de Hosteltur, Manuel Mollina; y la directora de Viajes Taranná y del portal Locos por Viajar, Feli Palacios. La Federación Española de Municipios y Provincias ha sido destacado colaborador del encuentro que ha sido seguido por un importante número de expertos en turismo y municipalistas.

¿Servirá esta crisis para un replanteamiento estratégico del sector Turismo? Tras esta pregunta los panelistas han expuesto sus postulados, planteamientos y líneas de trabajo.

Toni Pérez, alcalde de Benidorm y vicepresidente de la Comisión de Turismo de la FEMP, ha destacado la propuesta constitutiva de la XII sesión plenaria del organismo y la constitución, ya en periodo de confinamiento y a través de teleconferencia, de la Comisión de Turismo y de los trabajos realizados y propuestas ya lanzadas. “La primera fue la de un gran pacto nacional por el turismo con la implicación directa de todos. Un plan de especial protección al turismo que permita evitar la destrucción de las empresas y el empleo que generan, con la extensión y flexibilización de los ERTE’s, y medidas de financiación y fiscalidad especial para el sector”, señaló, que incida en “favorecer la sostenibilidad económica del tejido empresarial y laboral”. Recordó que “el turismo es tractor no sólo de la economía española sino también de otras industrias como podía ser la tecnológica”.

La recuperación del sector, señaló Pérez, “será lenta porque depende de factores nacionales e internacionales, e implica a otros varios sectores”. Y clave en este proceso será “generar confianza y potenciar un turismo seguro”.

El alcalde de Benidorm insistió en “la necesidad de innovar” y destacó el carácter resiliente de esta industria, “que debe adaptarse de forma permanente a las situaciones que vive, a la realidad en la que se desarrolla”.

Apostó Toni Pérez por la sostenibilidad “como garantía de futuro”, señalando “el valor añadido que aporta” y poniendo sobre la mesa algunos ejemplos centrados en Benidorm “para romper los tópìcos”. Es el caso de la gestión del agua: “ahora mismo Benidorm consume un 23% menos de agua abasteciendo a una población que ha duplicado su población en los últimos 25 años”.

A preguntas de los asistentes al encuentro señaló “la importancia de la planificación urbanística de las ciudades” en relación con los lugares donde han aparecido casos de turismofobia. En ese sentido, indicó Pérez, “resulta una perversión el hacer creer que el turista es el responsable, cuando la solución está en la planificación urbanística y la calificación de los usos del suelo”, señalando el ejemplo de Benidorm, con el añadido de la sostenibilidad, destacando que esta ciudad fue “planificada a mediados de los años cincuenta” y consiguió “el primer plan general de España, que protege desde entonces la mitad de su territorio”.

Toni Pérez abundó en la necesidad que tiene el turismo de estar atento a la evolución de las etapas; de tener metas claras “como el horizonte 2030 y la implantación de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles”, y de estar atentos a los prescriptores de futuro porque “son esos turistas, hoy menores, los que ya están señalando sus prioridades; Benidorm ya acudió a la WTM de Londres en 2019 pensando en ellos”.

Manuel Butler, director Ejecutivo de la OMT, ha señalado las tres grandes líneas de trabajo del organismo internacional: recuperar la confianza bajo el concepto turismo seguro, promocionar la colaboración público-privada y forjar la dualidad innovación-sostenibilidad de cara al inminente futuro. Pedro Ortún centró sus intervenciones en los planteamientos de la Unión Europea, anunciando una Convención Europea de Turismo para finales de septiembre, principios de octubre, para centrar la agenda de trabajo del documento ya presentando sobre el Turismo pensando en 2030, con vistas a 2050.

Manuel Molina, director de Hosteltur, señaló que estamos ante una crisis totalmente distinta a todas anteriores y de la que el sector va a salir totalmente cambiado, destacando la resiliencia y capacidad de adaptación del turismo a las nuevas circunstancias. Molina pidió uniformidad en normas y protocolos y destacó la importancia de que sean los postulados del ICTE los que vayan a tener implantación internacional. Feli Palacios, por su parte, destacó la proyección de la sostenibilidad y abogó por una alianza ante los tres retos inmediatos: dar confianza, mantener el espíritu del viajero y poner en valor la profesionalidad de todos los segmentos del sector turístico.