Sin distinción de clases ni razas

 Sin distinción de clases ni razas

Jacobo Barberá.- Vamos a ver, ¿porqué hay personas que se creen inmunes a contagiarse o contagiar?

Llevamos más de mes y medio confinados y todavía no entramos en razón de que esto va muy, pero que muy en serio.

Desde el ventanal de mi comedor, que es el único vínculo que tengo con el exterior desde mi confinamiento, veo personas que siguen con la creencia de que aquí “no pasa nada”.

Mi situación me permite ver con claridad el hipermercado Consum, a cincuenta metros de mi casa y de vez en cuando, me apetece “fisgar” un poco, para estar al corriente del vecindario.

Pues bien, en este caso me voy a referir al colectivo gitano, van en grupo por la calle, entran a comprar sin mascarillas ni guantes y si ya está demostrado y dicho por el ministerio de sanidad, que el COVID 19, se contagia por las gotas que exhalamos al hablar o respirar, ¿porqué les permiten la entrada sin tomar precauciones, cuando pueden toser, estornudar o incluso solo hablar encima de los alimentos que los demás nos traemos a casa?, he visto a mujeres marroquíes, que además de su típico vestuario tapadas hasta las cejas, llevan la correspondiente mascarilla y guantes y eso es ser responsable, así que no entiendo como permiten que se arriesgue la salud, con la que llevamos, cuando es tan fácil como no permitir la entrada a quien no vaya perfectamente protegido y para proteger.

De siempre ha habido un tira y afloja entre gitanos y payos, pero de ahí a no dar importancia al mal momento que estamos pasando, creo que ya se pasa de castaño oscuro.

No pido que haya policías siempre controlando este tipo de situación, pero control por parte de la empresa responsable de vender alimentos, cuando la salud de todos está en peligro, SI.

Por cierto, la decisión de que los niños salgan a la calle ¡UN VERDADERO DESASTRE!

He podido ver en Internet y me han enviado fotos, de parques llenos de niños, todos jugando con todos, los padres hablando sin ninguna precaución, las playas abarrotadas, en defensa de las autoridades de Benidorm tengo que decir que ha sido un ejemplo de respeto y educación por parte de los que salieron a dar un paseo con sus hijos, la mayoría de fotos que recibí fueron de Valencia, (por lo que me atañe), que ¡VERGÜENZA!, como si la cosa no fuera tampoco con ellos.

El ser humano nunca va a cambiar, necesitamos un reciclaje YA, a ver cuando empezamos a pensar en los demás, NADIE y digo NADIE, está libre del CORONAVIRUS, no solo los mayores de 60 años está expuesto a él, niños, adolescentes e incluso han encontrado el virus en un perrito, cosa que los epidemiólogos creían imposible, así que empecemos a ser responsables y si queremos terminar con esto de una vez habrá que tomar medidas y si fuera necesario ¡CONTUNDENTES!

Si no nos concienciamos y nos tomamos esto en serio no vamos a ninguna parte, vamos a seguir dando vueltas al carro interminablemente, este virus, como ya se ha comentado, se queda entre nosotros, como el virus de la gripe y hasta que encuentren remedio, una vacuna o un medicamento que lo controle, es el dueño de la situación, nos tiene bien cogidos y si encima le damos facilidades, nunca volveremos a recuperar nuestra forma de relacionarnos como teníamos.

Ya sabemos que el refranero español es extenso y siempre encontramos uno adecuado al momento, así que me despido con uno que dice así…….

¡EN ESTE MUNDO TRAIDOR,

DE “PRINGAR” NADIE SE ESCAPA,

“PRINGA” EL RICO, “PRINGA” EL POBRE,

“PRINGA” LA REINA Y EL PAPA!

Así que, tomemos nota, que este virus no hace distinciones de razas ni clases.