Resistiremos

Resultado de imagen de coronavirus

Manuel Palazón.- La Humanidad está sufriendo un golpe sin precedentes con el dichoso coronavirus.  A veces, salvando las distancias y sin querer ser pesimista, me recuerda a la peste del siglo XIV, que diezmó a la población mundial considerablemente, y a otra pandemia más reciente llamada “la gripe española” (hace un siglo, justo después de la primera guerra mundial).

Hay quien piensa que nos vamos a contagiar millones de personas, y , de esa forma, quedaremos inmunizados; claro que, mientras tanto, muchos nos quedaremos por el camino. Y, cuando todo esto pase, que pasará, quedaremos, amén de inmunizados, fortalecidos socialmente (y físicamente). Todas las prevenciones quedan dichas; todos los consejos, dictados; no es necesario insistir más. Pero yo incido en algo que me ronda en la cabeza, algo que tiene que ver con la economía, con los parados, con los autónomos, con las pequeñas empresas, con los desprotegidos; para paliar sus carencias no hacen falta vacunas, sino dinero.

El otro día anunciaba el Gobierno que ha decidido rebajar un 2 % los sueldos de los funcionarios; poco me parece. Habría que rebajar un porcentaje más alto a las pensiones más altas, motivar a las grandes fortunas para que hagan donativos millonarios y voluntarios, requisar los bienes de la iglesia y de los aristócratas, disponer de los cien millones del rey emérito, y, esto es lo más importante, dejar a la mitad los sueldos de todos los políticos y altos cargos de la administración, sin excepción, incluidos los sueldos vitalicios de los que fueron y ya no son. Sumado todo esto, saldrían unos cuantos millones de euros para remediar en parte el duro golpe que la economía nacional está sufriendo. Mis mejores deseos y ánimos para todos los españoles.