Ciudadanos denuncia el caos generado en primera línea de Benidorm por permitir el acceso a autobuses públicos y turísticos

Vista previa de imagen

 • Juan Balastegui: “Es irresponsable poner por delante de la seguridad ciudadana los intereses económicos de una empresa de transporte”

El portavoz del grupo Ciudadanos, Juan Balastegui, ha denunciado el caos generado en primera línea de la playa de Levante, con el consiguiente peligro para los peatones, por el permiso otorgado por el gobierno local a la circulación de autobuses públicos y turísticos por dicho paseo.

Balastegui ha explicado que el jueves pasado, nada más enterarse de la intención del gobierno popular de permitir autobuses en el paseo marítimo, citó de urgencia al ingeniero jefe de Movilidad para presentar varas alternativas para evitar que el transporte público pase por la playa. “Sin embargo,- ha indicado el edil- la decisión estaba tomada”.

El concejal de Cs ha afirmado al respecto que “es irresponsable poner por delante de la seguridad ciudadana los intereses económicos de una empresa de transporte, a los que además se suman ahora los del autobús turístico, que también se suma a la caravana de grandes vehículos que transitan por el paseo de Levante junto a furgonetas, vehículos, bicicletas, peatones…”.

Por todo ello, el concejal ha exigido al gobierno popular “rectificar su criterio y evitar este trasiego de autobuses para evitar accidentes, colapsos y otras situaciones peligrosas”.

Alternativas descartadas propuestas por Cs

Entre las alternativas presentadas por Ciudadanos para evitar la circulación de autobuses en primera línea de Levante, figuran cambiar la dirección de la calle Gerona, abriendo la circulación rodada en la manzana de los restaurantes, para permitir la llegada de autobuses hasta Esperanto, como se hacía antiguamente, ubicando allí la parada. Esa vía permitiría devolver el sentido original al final de Esperanto para facilitar la salida de nuevo a los autobuses.

Otra alternativa puesta sobre la mesa es la circulación de autobuses hasta la plazoleta de la calle Herrerías, donde antiguamente estaba Comercio, ubicando allí las paradas y liberando de nuevo los autobuses del centro por Emilio Ortuño.

Las dos opciones han sido rechazadas por el gobierno local, prefiriendo la playa.