¿Sabías qué aprender idiomas mejora nuestra salud?

Mercurio Ateneo

En otras ocasiones ya hemos mencionado que aprender idiomas tiene ventajas como conocer culturas, disfrutar de los viajes al extranjero, hacer amistades nuevas … Hoy queremos mencionar una ventaja que consideramos es de las más importantes, aprender idiomas mejora la salud y bastante.

A continuación vamos a hablar de los motivos por los que aprender inglés es bueno para la salud.

En concreto podemos decir que retrasa el envejecimiento. Esto se debe a que aprender idiomas favorece el crecimiento del hipocampo, un área cerebral ligada a la memoria. El estudio y práctica de nuevas lenguas ayudará a que tu cerebro se mantenga en plena forma.

También sabemos que mejora la concentración. El aprendizaje aumenta la plasticidad cerebral y las habilidades cognitivas. No solo te sirve para estimular el cerebro, sino que también desarrollas nuevas vías neuronales y tejidos. Esto se traduce en una mejora de la concentración, ayudándote a ignorar aquellas interferencias que puedas distraerte.

Gracias a la plasticidad cerebral mencionada, nos ayuda en la tomas de decisiones. Al aprender nuevos idiomas tu cerebro se entrena en controlar que no haya interferencias entre las distintas lenguas que conoces. Este control se ejecuta a través de las mismas estructuras neuronales ligadas a la toma de decisiones. Estarás entrenando también en la formulación de decisiones rápidas y efectivas.

Facilita la resolución de problemas. Al aprender un idioma desarrollamos distintas estrategias, trucos y métodos para facilitar el estudio de la gramática, estructuras y vocabulario de esta lengua. Esto hace que tu cerebro se encuentre preparado a la hora de resolver otro tipo de problemas.

Además de todo lo mencionado, desarrolla la memoria y potencia la creatividad. Estudiar más y más supone un verdadero ejercicio mental para el cerebro, que le ayuda a adiestrar la memoria. Un ejemplo es cuando no somos capaces de expresar una idea en un determinado idioma, te ves obligado a formularlo de manera distinta con conocimientos y vocabulario que sí conocemos.

Aprender idiomas también favorece la capacidad de multitarea. El paso de un idioma a otro, de unas normas a otras, favorece que nuestro cerebro se acostumbre a variar de una a otra actividad.

Por último, podemos decir que previene el alzheimer. Según un estudio de Ellen Bialystok, las personas que hablan más de un idioma muestran los síntomas de la enfermedad entre 4 y 5 años más tarde. Aquellas personas que estudian idiomas tienen un 4% menos de posibilidades de sufrir este tipo de deterioro.

Como verás no son pocas las razones por las que aprender idiomas mejora nuestra salud. Sumado al resto de ventajas que supone estudiar una nueva lengua, ¡pocas dudas pueden quedarte para que te animes a realizar algún curso de idiomas con nosotros!

Espacio patrocinado por: