El Ayuntamiento de Benidorm y vecinos de La Cala coordinan las actuaciones para mejorar el barrio

Arranca la segunda ronda de contactos con las asociaciones y el Consejo Vecinal

Ayuntamiento y vecinos de La Cala coordinan las actuaciones para mejorar el barrio

El Ayuntamiento de Benidorm ha iniciado la segunda ronda de visitas a barrios junto a las asociaciones de vecinos y el Consejo Vecinal. Los concejales de Participación Ciudadana, Ana Pellicer; y Obras, Espacio Público y Limpieza Viaria, José Ramón González de Zárate; los vicepresidentes del Consejo Vecinal, Teresa Garrido y Manuel Sánchez Notario; y representantes del movimiento vecinal han recorrido La Cala para evaluar las actuaciones realizadas seis meses después de iniciar el contacto.

La visita ha comenzado en la Plaza de las Tiendas, actuación que el Consejo Vecinal solicitó, a través de los Presupuestos Participativos de 2020. Se ha comprobado la ejecución del proyecto, adelantado a la aprobación definitiva. Una plaza en la que los operarios trabajan en la construcción de una acera “de accesibilidad a la Iglesia, a los locales de Cáritas y a toda la plaza”, ha señalado González de Zárate quien también ha precisado que se va a implementar con “un asfaltado central impreso para que el día de mañana podamos transformarla en peatonal instalando bancos y jardinería para que sea mucho más amable para los vecinos”.

El recorrido ha continuado por la calle Asturias donde se ha construido una orejeta y se trabaja en la acera que conectará con las actuaciones realizadas con anterioridad en la vía que conecta con Finestrat. Vecinos y concejales han proseguido el recorrido por el aparcamiento que da servicio a la Extensión Administrativa y al Centro Social ‘Pepa Esperanza’, ahora se ha asfaltado. Finalmente la visita se ha trasladado a la avenida Villajollosa donde se han ampliado aceras y se va a proceder a abrir, en el sentido de entrada, la calle Luis Prendes.

Tras el recorrido, González de Zárate ha indicado que “todo lo que nos han pedido las dos asociaciones de vecinos del barrio y el Consejo Vecinal, en cuestión de un mes estará completamente ejecutado”. A partir de ahí “empezaremos a estudiar otras actuaciones en La Cala”. El edil ha precisado que se actúa “ahora mismo” en la instalación de reductores de la calle Avilés y que quedaría en proceso dos de las cinco escaleras que bajan a la playa. Una de ellas se está impermeabilizando antes de poner los pasamanos y en la segunda, se trata de una obra privada en ejecución que cuando finalice se pondrá en servicio “a coste cero para el Ayuntamiento”.

Por su parte, Ana Pellicer, ha puntualizado que son actuaciones que responden “a la necesidad que nos han hecho llegar los vecinos”. La concejal de Participación Ciudadana ha recordado que los Presupuestos Participativos de 2020, gestionados desde el Consejo Vecinal, ascienden a 500.000 euros, el 5% del Presupuesto Municipal, sin embargo muchas “de esas peticiones podrán realizarse” al margen porque se tratan “de intervenciones muy necesarias y mayoritariamente votadas” por cada uno de los miembros del Consejo Vecinal.