Benidorm licitará un contrato exclusivo para el control de la movilidad que incluirá soluciones ‘smart’

Entre las mejoras previstas está conocer a tiempo real la situación del tráfico, las plazas de estacionamiento libres y los flujos de vehículos

Benidorm licitará un contrato exclusivo para el control de la movilidad que incluirá soluciones ‘smart’

El Ayuntamiento de Benidorm va a licitar un contrato exclusivo para el control de la movilidad y la red semafórica que incluirá soluciones ‘smart’ orientadas a “mejorar la gestión de la movilidad haciéndola más sostenible, más eficaz y más operativa para la ciudadanía, que en todo momento podrá conocer el estado del tráfico en toda la ciudad y, por tanto, saber en qué calles puede haber un atasco o dónde hay plazas de aparcamiento disponibles”, según ha explicado el concejal del área, José Ramón González de Zárate. Además, “a nivel interno, permitirá además al Ayuntamiento saber cuál es el flujo de vehículos diarios y el comportamiento del tráfico en la ciudad, algo clave para poder tomar decisiones a futuro sobre diseño o cambios en la movilidad”.

De Zárate ha explicado que “hasta ahora la gestión de la red semafórica y el tráfico formaba parte de un contrato en el que también estaba incluido el alumbrado público”. Sin embargo, “en base a la nueva Ley de Contratos del Sector Público hemos optado por desligar el alumbrado de la gestión de la movilidad y la red semafórica, generando dos contratos diferentes y más potentes con la inclusión de soluciones inteligentes vinculadas a la ‘smart city’”.

El edil ha señalado que “los técnicos municipales han expuesto a los miembros de la Corporación municipal en Comisión Informativa los pormenores de este contrato, denominado ‘Mantenimiento de la Movilidad’, que se quiere licitar por un periodo de 10 años y que prevé una inversión anual de un millón de euros”.

Este nuevo contrato contempla instalar cámaras de control del tráfico –que incluirán lectores de matrícula- en todas las entradas y salidas de la ciudad, que se sumarán a las ya instaladas y a las que operan en las zonas de acceso restringidas, y que se monitorizarán en un Centro de Control ubicado en la ‘Smart Office’ del Ayuntamiento. En ese Centro de Control también se gestionará la red de semáforos, que llevarán implantados un sistema que posibilitará regular las secuencias de paso en función del tráfico en cada momento.

Los datos que se obtengan en el Centro de Control permitirá saber el estado del tráfico a tiempo real y trasladarlo a la ciudadanía a través “de una aplicación móvil y un portal web”.

El contrato prevé también monitorizar el estacionamiento de la zona azul, de la zona de residentes, de los aparcamientos disuasorios, de las zonas de carga y descarga, de las plazas de Personas de Movilidad Reducida (PMR), y de los puntos de recarga de vehículos eléctricos.

De Zárate ha recalcado que “al monitorizar este estacionamiento podemos informar a la ciudadanía dónde hay plazas libres para que se dirija directamente a estos puntos; al igual que con el resto de soluciones ‘smart’ podremos trasladarle la situación del transporte público, o cuáles son los itinerarios más rápidos, directos y/o descongestionados”. Esto último, ha recalcado, hará que “los desplazamientos sean más cortos y, por tanto, se reduzcan las emisiones de CO2 y se mejore la calidad del aire, que también se podrá medir con la tecnología que se implante con cargo a este contrato”.