Reflexiones sobre las consecuencias de la gota fría

La imagen puede contener: una persona

Bernat Mira Tormo.- Hemos asistido impotentes al desastre de las actuales inundaciones. Parece que han concurrido varias circunstancias, que han propiciado el poder llegar hasta la situación extrema a la que hemos llegado.

Lo que más duele es, como han quedado los afectados. Pero lo que más me interesa ahora, es qué medidas se van a tomar para ayudarles.

Por lo que vemos, el cambio climático parece que ha venido para quedarse. Nunca habíamos conocido unas lluvias tan fuertes como las actuales. Ante estas circunstancias se tendrán que tomar medidas que palíen en lo sucesivo, los efectos de estos hechos.

¿Sería descabellado pensar, que al igual que tenemos una sanidad universal que abarca a todos los ciudadanos sin excepción, que de todos los recursos que el gobierno destina para estos menesteres, se pudiera descontar la cantidad de euros necesarios para pagar un seguro general, que pudiera cubrir como mínimo el valor de una vivienda de tipo medio, para que no se quedara nadie en la calle?

Y ya puestos a pedir, que esta compañía de seguros fuera de titularidad pública, así, como la empresa que se encargara de repararlas. Y que a los más de tres millones de parados se les diera un tanto por % de incentivo para los que pudieran participar en las obras. Lo que además de disminuir el paro, rebajaría el precio de las obras.

Esto es solo una suposición, pero algo habrá que hacer porque a partir de ahora el tiempo lo demanda.