El grupo municipal socialista critica la improvisación y el caos generado por el PP con la implantación de la ‘Zona de residentes’

Rubén Martínez censura que el concejal de Movilidad intente monopolizar la entrega de las tarjetas adhesivas con claros fines electoralistas.

El portavoz socialista, Rubén Martínez, ha criticado la “improvisación” y el “caos” generado por el gobierno del PP con la implantación de la ‘Zona de residentes’ en Benidorm.

Martínez ha señalado que la falta de planificación a la hora de poner en funcionamiento la ‘Zona de residentes’ viene a confirmar la política de “chapuzas” en movilidad que ha desarrollado durante estos años el equipo de Gobierno y que se ha materializado en caos circulatorio e inseguridad en el tráfico.

Así, el portavoz socialista ha criticado que el concejal de Movilidad actúa “a salto de mata” tomando decisiones y luego modificándolas en función de las críticas que recibe en redes sociales.  “Primero quiere crear zona de residentes “A” y “B” para luego solo instalar señales del tipo “A” con la consiguiente confusión para los vecinos. También habla de dos tipos de pegatinas para luego solo entregar uno, o decide cerrar las calles de la Ciudad Deportiva Guillermo Amor por motivos de seguridad para después volverlas a abrir convertidas ya en exclusivas para los residentes tras las críticas por implantar la zona azul en la avenida de Foietes”, ha explicado.

Igualmente, ha censurado que ayer muchos vecinos tenían dudas sobre si la ‘Zona de residentes’ era solo para los vecinos de Colonia Madrid o para todos los empadronados de la ciudad o si se entregaban más de una pegatina por domicilio, “y todo por culpa de la gestión del gobierno”. “Cuando muchas personas te llaman para preguntarte todas estas cosas, constatas que el PP ha transmitido mal la información y esto no se pude consentir”, ha dicho.

El portavoz socialista también ha criticado que en un barrio sin mucha presión turística, y en el que generalmente estacionan vecinos, “ahora los más de 28.000 coches que pagan su impuesto en la ciudad podrán aparcar en la nueva zona exclusiva de residentes en la que se contabilizan poco más de 1.000 plazas”.

Para Martínez, la actuación del equipo de Gobierno ha sido tan “chapucera” que ni el departamento de Movilidad ni la Policía Local “conocen del funcionamiento de la zona de residentes”. “No es serio que en Ayuntamiento desconozcan el tema, ni que solo se pueda solicitar la pegatina en la extensión administrativa de Beniardá por el capricho del concejal”, ha indicado.

Para finalizar, el portavoz socialista ha lamentado que el concejal de Movilidad, José Ramón González de Zárate, “entregase pegatinas ayer por la tarde en la extensión administrativa como si fueran entradas del Low Festival”. “Es algo ya ridículo que intente monopolizar la zona de residentes con unos claros intereses electoralistas. Benidorm se merece un gobierno serio que de seguridad a sus vecinos y que no genere caos y dudas”, ha zanjado.